Sus encuentros con la delincuencia, consecuencia de la ausencia de autoridad

En su muro de Facebook, el coordinador de los 26 alcaldes que el PRD tiene en el estado de Guerrero, Pablo Higuera Fuentes defendió el encuentro que el obispo de Chilpancingo, Salvador Rangel Mendoza sostuvo con un capo del crimen organizado que opera en la Sierra.

Higuera Fuentes es el primer integrante de la clase política guerrerense que defiende abiertamente las charlas que ha sostenido el prelado Rangel Mendoza, pues hasta el momento, quienes no ha condenado lo difundido por el obispo, han manejado una posición ambigua, con el cuidado de no colocarse en el centro de la crítica.

“En estos días se han vertido opiniones en relación al diálogo sostenido por el arzobispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa con algún líder de algún cartel de Guerrero, al grado de satanizar ese encuentro”.

En las críticas a las que hace referencia el coordinador de los jefes de cabildo perredistas, está el argumento de que se viola el Estado de Derecho y que frente a los delincuentes se debe aplicar la ley.

Ante dichos argumentos Higuera refiere: “Es precisamente la ausencia de la aplicación de la ley por la que hoy se vive en un estado de impunidad, de abandono de los pueblos, así como la ausencia de políticas públicas que realmente combatan la pobreza y la desigualdad de los pueblos”.

El presidente municipal señala que muchos pueblos esperan sin resultados, que llegue para ellos la mano solidaria del gobierno.

Por eso anota que es válida la iniciativa del obispo Salvador Rangel Mendoza, en el sentido de acercarse a los pueblos llevar un mensaje de paz, pero más aún, dijo que debe destacarse el valor de reconocer públicamente que tiene ese tipo de encuentros.

De manera irónica, Higuera hizo un llamado a quienes cuestionan al obispo Rangel: “No se rasguen las vestiduras, ni satanicen, mejor preocupémonos por entrarle a resolver de fondo las causas que dieron origen al estado actual que vivimos”.

 

Deja tu opinión