Algunos negocios cerraron por miedo

El ex dirigente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Chilpancingo, Víctor Manuel Ortega Corona manifestó que pese a los esfuerzos implementados por las autoridades, el delito de la extorsión se incrementó en la ciudad, situación que ya provocó el cierre de algunos negocios.

Ortega Corona recordó que hace un par de semanas, representantes del sector empresarial de la ciudad se reunieron con el ayuntamiento de Chilpancingo, con la intención de reportar los problemas que enfrentaban a partir de un incremento en el tema de las extorsiones.

Dijeron al alcalde Jesús Tejeda Vargas que hay un grupo de delincuentes que colocan por la parte baja de las cortinas cartulinas con mensajes intimidatorios escritos, en ellos se anota un número de cuenta para que realicen depósitos y se agrega un teléfono para establecer comunicación.

Tras la reunión con la autoridades, las amenazas lejos de disminuir se incrementaron, pese a que se estableció el compromiso de incrementar la vigilancia en las zonas que son acechadas.

En estos momentos, dijo que hay por lo menos dos propietarios de negocios que optaron por cerrar de manera temporal, pues temen que las amenazas se cumplan.

En el texto de las cartulinas abandonadas en los negocios, los propietarios son advertidos de que sus negocios serán rafagueados si se niegan a pagar.

Por cuestiones de seguridad, Ortega Corona se negó a especificar que tipo de negocios son lo que recibieron las amenazas, ya que seguramente los tienen ubicados y se encuentran en una situación de vulnerabilidad.

Por esa razón, dijo que van a insistir ante las autoridades, tanto del estado como dela federación, para que se adopten medidas más efectivas, para inhibir los ataques sobre los establecimientos que se nieguen a someterse a las extorsiones.

       

Deja tu opinión