No se ha propiciado el acercamiento, como sí ocurre con la delincuencia

Dirigentes de la Coparmex en Chilpancingo reprocharon que hasta el momento no han sido convocados a dialogar por el obispo Salvador Rangel Mendoza, como si lo ha hecho con integrantes del crimen organizado.

En las oficinas que la Coparmex tiene en el centro de Chilpancingo, integrantes de dicha organización encabezados por su presidente, Joel Moreno Temelo buscaron un encuentro con los medios de comunicación para fijar postura sobre varios asuntos, entre ellos el proceso electoral que ya está en curso.

En dicho encuentro fueron cuestionados sobre los encuentros que el obispo Salvador Rangel Mendoza ha sostenido con supuestos líderes del crimen organizado, quienes le ofrecieron no tratar de influir en la contienda que ya está en curso.

De entrada, Moreno Temelo dijo que la Coparmex es un organismo que reconoce las instituciones del Estado mexicano y que le apuestan a la aplicación de la ley.

Sin pronunciar una expresión de rechazo hacia la interlocución del obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, el representante de la central empresarial se pronunció a favor de que haya un respeto a la ley, para que sean las instituciones las que desahoguen los temas que preocupan y afectan a la sociedad.

A pregunta expresa, dijo que los integrantes del sector empresarial de la ciudad no han tenido la oportunidad de reunirse para dialogar con el líder de la iglesia católica en la región Centro del estado.

“No hemos tenido la oportunidad de dialogar con él, pero si nos busca, con mucho gusto platicaríamos con él, aunque no se ha dado ningún acercamiento”, anotó.

La semana pasada, los dirigentes de las cámaras empresariales que existen en Chilpancingo se reunieron con el alcalde Jesús Tejeda Vargas y con funcionarios del gobierno estatal, a quienes reportaron que durante los últimos días se recrudeció el problema de las extorsiones, principalmente en los negocios del primer cuadro de la ciudad.

Deja tu opinión