Los guerrerenses tenemos que levantar la voz porque la discriminación de la que fue objeto nuestro paisano Adalid Maganda Villalba, incita a la violencia contra nuestras raíces afrodescendientes y no puede quedarse sin una sanción.

Fueron las palabras de la candidata al Senado, Beatriz Mojica Morga, respecto al despido del árbitro costeño originario de Huehuetán, Guerrero, a quien el presidente y el asesor de la Comisión y Arbitraje, Arturo Brizio y Jorge Gasso, respectivamente, le impidieron seguir laborando “por ser negro”.

Al terminar su recorrido por la colonia Simón Bolívar en Acapulco, Guerrero, la perredista hizo un llamado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, al Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), así como a la Federación Mexicana de Fútbol para que no se den actos discriminatorios dentro del deporte, ya sea por el color de piel o por cualquier otra cuestión.

En ese sentido, Mojica Morga detalló que desde hace muchos años se encuentra en la lucha por el reconocimiento afrodescendiente, y esa es una de las principales razones por las que quiere llegar al Senado de la República, pues el reconocimiento también ayuda al desarrollo de estas comunidades.

“Guerrero es uno de los principales estados donde hay población afrodescendiente, somos un millón de acuerdo con el censo del INEGI. La discriminación de todo tipo favorece a la violencia y vamos a llevar al Senado iniciativas que contribuyan al desarrollo y la paz del estado”, aseveró.

La fundadora del PRD realizó una caminata por la colonia Simón Bolívar, acompañada de Ricardo Mejía Berdeja, candidato a diputado federal, donde detalló que estos recorridos los ha realizado por las siete regiones del estado para platicar con la gente y conocer todas sus necesidades.

A pregunta expresa sobre la inseguridad en la que se encuentra el estado sureño, la candidata respondió que es parte de un modelo de seguridad fallido que eliminó los programas sociales y no le puso atención a la prevención del delito.

“Estamos en la Simón Bolívar donde inició la llamada Cruzada nacional contra el hambre, pero fue pura mentira del gobierno federal porque abandonaron los programas sociales, cómo vamos a combatir la violencia si no hay programas, si no se le invierte a la gente, a los jóvenes. Lo que proponemos es un nuevo modelo de seguridad que realmente se preocupe por la ciudadanía”, concluyó.

Deja tu opinión