De primera instancia con Osorio Chong

La designación de René Juárez Cisneros como dirigente nacional del PRI tendrá como objetivo primordial la reconciliación de diferentes actores políticos al interior del tricolor, principalmente la de Miguel Ángel Osorio Chong, aseveró el ex gobernador guerrerense Ángel Aguirre Rivero.

A través de una serie de publicaciones en Twitter, el ex mandatario señaló que dicha labor no será fácil, ya que Osorio Chong “aún no digiere no haber sido el candidato, como tampoco asimila que ya no es el secretario de Gobernación”.

De acuerdo con Aguirre Rivero, “la confrontación” entre el ex titular de la Segob y el candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña “ha llegado a niveles para afirmar que Osorio Chong ya no será el coordinador de la bancada priísta en el Senado”.

También afirmó que la cercanía del ex gobernador René Juárez Cisneros con el senador Emilio Gamboa “permitirá un puente” con el ex dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, “a quien se le ha visto más ocupado en promover un gobierno de alianzas que apoyar la campaña del candidato Meade”.

Aguirre Rivero insistió que “la crisis en el PRI es evidente”, ya que si el partido estuviera realmente competitivo en el actual proceso electoral, “varios personajes hubieran luchado por lograr la dirigencia nacional”.

Sin embargo, reconoció que la llegada de René Juárez Cisneros al frente del tricolor es un triunfo para el ex gobernador, ya que es el segundo guerrerense en ocupar la dirigencia nacional de un partido. El primero fue Luis Walton Aburto.

Esta posición, dijo, también le abre el camino para ser el coordinador de la bancada priísta en la Cámara de Diputados y le permitirá fortalecer su corriente política en nuestro estado.

Deja tu opinión