Con marchas, organizaciones de profesores institucionales y disidentes, burócratas, universitarios, organizaciones sociales, telefonistas, médicos y empleadas del hogar conmemoraron el Día Internacional del Trabajo en Chilpancingo.

Desde las 09:00 horas, integrantes de la sección XIV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) comenzaron una marcha de las instalaciones de la Alameda Granados Maldonado hacia la plaza central del Chilpancingo.

Más tarde se movilizaron integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), disidentes del Sindicato de Trabajadores de Salud, Telefonistas y los empleados del Sistema para el Desarrollo Integral del la Familia (DIF), quienes exigieron respeto a su contrato colectivo de trabajo y la no contratación de personal unilateral.

En el caso de los trabajadores de la Secretaría de Salud (Ssa), médicos y enfermeras reclamaron su derecho de formar una nueva organización gremial, pues manifestaron que no se sienten representados por la dirigente de la sección 36, Beatriz Vélez Núñez, quien los ha utilizado para obtener metas ajenas a la vida interna del sector.

También caminaron empleados de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) correspondientes a Chilpancingo, quienes señalaron a la ciudadanía que la deficiencia en la atención de sus servicios es responsabilidad del recorte presupuestal que se les aplicó a partir de la reforma al sector energético.

Los sindicatos universitarios exigieron mayor autonomía y respeto a su contrato colectivo, al igual que los sindicalizados del Sindicato de Trabajadores del Colegio de Bachilleres (COBACH).

Los trabajadores del municipio de Chilpancingo, liderados por Domingo Salgado ratificaron la necesidad de que se les otorguen plazas de base, pues hasta el momento solo se les han otorgado contratos que no les generan certeza laboral.

Deja tu opinión