Preocupa la pérdida de empleos

El gobierno estatal opera a través de su Secretaría de Desarrollo Económico para evitar el cierre definitivo de las operaciones de Pepsi en la Tierra Caliente.

Vía telefónica, Alvaro Burgos Barrera, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico del gobierno estatal, manifestó que tuvo conocimiento del cierre del almacén de la empresa Pepsi-cola por el comunicado que la misma dio a conocer la jornada del lunes.

Sin embargo, destacó que tras hacer un monitoreo, se confirmó que las instalaciones de la compañía en las ciudades de Chilpancingo, Iguala y Acapulco se desarrollan con normalidad.

La única planta que cerró sus puertas, tal y como se infirmó en el comunicado de la empresa, es la ubicada en Ciudad Altamirano, correspondiente a la Tierra Caliente.

Burgos Barrera indicó que ya la dependencia a su cargo, esta abocada a la búsqueda de la comunicación con los representantes de la refresquera, para analizar las condiciones en que podrían reiniciar operaciones y con ello evitar la pérdida de una cantidad importante de empleos, tanto directos como indirectos.

Dijo que el gobierno estatal siempre ha estado en la disposición de garantizar la operación de las empresas legalmente instaladas en la región, pese a los problemas que se enfrentan en el ámbito de la inseguridad.

Admitió que con el cierre de Pepsi, las dos principales refresqueras del país dejan de operar en una zona económica integrada por nueve municipios, pues en marzo del presente año también dejó de operar Coca-Cola.

Vía telefónica, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez Heredia admitió que la causa del cierre de los almacenes de ambas empresas, es la operación de grupos vinculados al crimen organizado.

Deja tu opinión