La candidata del Partido del Trabajo (PT) a la alcaldía de Chilpancingo, María Eugenia Salgado Guzmán, responzabilizó a «los viejos políticos» del PRI y el PRD de la crisis de violencia que enfrenta Guerrero, donde, dijo, «los niños mueren con el fúsil en la mano», obligados por la pobreza a enlistarse en las filas del crimen organizado.

Salgado Guzmán cerró su campaña política con una movilización que arrancó en el parque Margarita Maza de Juárez y terminó con un mitin en un salón.

La candidata petista estuvo acompañada por su hermano, Servando de Jesús Salgado Guzmán, quien es candidato a diputado local por la vía plurinominal.

También la acompañó el candidato a diputado federal Carlos Sánchez Barrios.

Su cierre de campaña fue respaldado por organizaciones transportistas, colonias populares, habitantes de la sierra y trabajadores de La Basura Jefa.

Durante su discurso señaló que «hay viejos que han vivido de la política» y jóvenes como ella que quieren hacer una política diferente.

Aseveró que «los viejos que han vivido de la política» no tienen el pulso de la miseria que se vive en la sierra, ni de la falta de acceso a la educación que hay en todo el estado.

Ejemplo de ello, dijo, fue la aprobación de la reforma educativa, la cual calificó como un atentado contra los maestros, los estudiantes, los padres de familia y la educación.

«Provocaron que nuestros maestros salieran a las calles a luchar otra vez por sus derechos. Nuestros maestros tuvieron que abandonar las aulas dejando a nuestros hijos sin educación otra vez», expuso.

También responsabilizó a «los viejos de la política» de la crisis de violencia que enfrenta en el país a causa de la guerra frontal contra el crimen organizado.

«Nuestros niños están muriendo con un fusil en la mano, en una guerra absurda de pueblo contra pueblo. Esos viejos de la política no saben lo que han provocado en Chilpancingo, en Guerrero, en todo México», sentenció.

Después agregó: «Esos que han vivido de la política no saben que al haberse corrompido y robado los recursos del erario público del municipio, que han enriquecido a la delincuencia, nos han quitado nuestras fuentes de empleo (…). Nuestros hombres y mujeres se han tenido que prostituir en la delincuencia para dejarles un plato de frijoles a la mesa a nuestros hijos».

Señaló que en las comunidades de la sierra hay carencias en materia de salud, porque los niños mueren incluso por infecciones estomacales.

También acusó a los gobiernos priístas que han gobernado la capital de la contaminación del río Huacapa, situación que desencadenó, dijo, que las mujeres «se estén muriendo de cáncer».

Por ello, dijo que de llegar a la presidencia municipal de Chilpancingo se enfocará en generar educación, empleo y acceso a la salud; fortalecer la micro, pequeña y mediana empresa y gestionar proyectos productivos para erradicar la siembra de amapola en las comunidades serranas.

Deja tu opinión