Se confrontan con sus dirigentes

Al menos 2 mil jubilados y pensionados del sector educativo cercaron las instalaciones del Palacio de Gobierno, para exigir la liberación de pagos atrasados, al retirarse salieron molestos con sus dirigentes, a los que acusaron de ponerse del lado de las autoridades.
Los jubilados y pensionados llegaron desde las siete regiones del estado, se concentraron en la avenida Ruffo Fgueroa y de ahí marcharon con dirección al Palacio de Gobierno.
Los manifestantes cercaron los dos sentidos del paseo Alejandro Cervantes Delgado, frente a la sede oficial del Poder Ejecutivo local y de esa manera ejercieron presión para que los atendiera una comisión de funcionarios de la administración estatal.
Los representantes explicaron a los medios que durante todo el año, el gobierno estatal ha incumplido con el pago de un apoyo que se otorga mensualmente a más de 25 mil jubilados en las siete regiones de la entidad, lo que ya representa más de 50 millones de pesos.
Ante la dimensión de la marcha, los jubilados fueron atendidos por la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) y la Secretaría General de Gobierno, ante los que solicitaron que haya una auditoría al Plan de Previsión Social (PPS), ya que la posibilidad de malos manejos tienen a los jubilados en un estado de incertidumbre.
Alrededor de las 15 horas, la comisión negociadora de los jubilados salió a las vialidades del río Huacapa para informar los resultados contenidos en una minuta de acuerdos, que se harán efectivos para después del 21 de junio.
Fue el hecho de que los compromisos se agendaran para las próximas semanas, lo que inconformó al grueso de los manifestantes, que esperaban llevarse un acuerdo más inmediato.
Entonces comenzaron a escucharse acusaciones en contra de los representantes delegacionales, la mayoría de ellas en el sentido de que se colocaron del lado de la patronal.
Los contingentes regresaron hacia sus regiones de origen, la mayoría molestos.

Deja tu opinión