Si el Congreso no lo reinstala, pedirá la destitución de la presidenta de la Mesa Directiva, advierte Marco Leyva

0
776

El alcalde con licencia de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, advirtió que si el Congreso de Guerrero no lo reinstala en el cargo a más tardar el miércoles, solicitará al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que aplique la multa por desacato a todos los diputados y destituya a la diputada Elva Ramírez Venancio, presidenta de la mesa directiva.

En entrevista, Leyva Mena cuestionó la dilación de casi seis en su reincorporación al cargo y funciones de presidente municipal de Chilpancingo, a pesar de que no existe ninguna causa que lo justifique.

Señaló que el Congreso local le entregó al TEPJF «una serie de datos, investigaciones», registros de auditoría y hasta seguimiento de denuncias en la Fiscalía General del Estado (FGE) contra él, pero los magistrados no encontraron «ni una sola conducta ilícita» que le impida desempeñarse en el cargo.

El priísta destacó que el TEPJF evidenció en sus resoluciones la violación de sus derechos humanos y aún así, el Congreso de Guerrero se niega a acatar la sentencia.

«Eso habla muy mal del Congreso, el no cumplir con una sentencia dada por un tribunal. Por eso están cayendo en desacato y por eso los apercibieron con una multa de poco más de 400 mil pesos a cada uno», señaló Leyva Mena.

Indicó que el miércoles 27 de junio vencerá el plazo de tres días hábiles que dictó el TEPJF para que el Legislativo local lo reinstale en el cargo.

Si esto no ocurre, advirtió que el juéves acudirá nuevamente ante el TEPJF y le solicitará que aplique la medida de apremio consistente en una multa de cinco mil veces el salario mínimo diario general vigente, como lo preveen los artículos 32 y 33 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

El monto de la multa ascendería a 441 mil 800 pesos por diputado y tendría que ser pagado con dinero propio.

De ser así, Leyva Mena le pidió a su abogado Julio Hernández Barros que le solicite al Instituto Nacional de Transparencia que verifique la procedencia del pago de las multas, para que el dinero salga de manera directa de las cuentas de los diputados.

Aclaró que el pago de la multa no exime a los diputados de la obligación de reinstalarlo.

En caso de que reincidan en el desacato, indicó que la multa se podría duplicar.

De reincidir nuevamente, dijo que solicitará al TEPJF la destitución de la presidenta de la mesa directiva del Congreso local, Elva Ramírez Venancio.

Lo siguiente, en caso de que el Congreso local insista en no reincorporarlo a la presidencia municipal, sería la destitución de los diputados.

Marco Antonio Leyva Mena confió en que el miércoles a más tardar el Congreso lo reinstale en la alcaldía capitalina, pues advirtió que «le está saliendo más caro el no reincorporarlo».

Respecto a los motivos por los cuales se le ha negado su derecho a ejercer el cargo para el que fue electo, aseveró que hay «una mano que dirige los hilos».

Señaló que en Chilpancingo «hay dos equipos políticos preponderantes en la ciudad» y uno de ellos es el del gobernador Héctor Astudillo Flores, con quien reconoció que ha tenido «diferencias que han sido públicas».

«Tenemos formas diferentes de ver la política. Mi visión personal es siempre tratar de llegara acuerdos que nos permitan avanzar, no la confrontación. Mi visión es de compromiso social y el desarrollo productivo de los que menos tienen. Mi política es democrática», expuso.

Por tal motivo, dijo que ha «chocado de manera directa con el grupo del poder».

Respecto a las movilizaciones y protestas que surgieron contra su reinstalación en la alcaldía, señaló que quienes las encabezan tienen «un perfil específico».

El primero al que se refirió fue el profesor Pioquinto Damián Huato, líder de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco).

Señaló que en su organización «aglutina a comerciantes ambulantes del zócalo» que se han negado al ordenamiento.

«Han llenado totalmente el zócalo de ambulantes. Mi negativa a que la plaza esté así ha sido pública y abierta. Me he enfrentado públicamente con él, por eso no le conviene que yo regrese y meta orden en el comercio ambulante», apuntó.

Respecto al grupo de constructores que se oponen a su regreso, señaló que son «los beneficiarios» del alcalde suplente Jesús Tejeda Vargas.

También se refirió al grupo de transportistas que comanda el presidente del Consejo del Autotransporte de Guerrero, Servando de Jesús Salgado Guzmán.

Señaló que «Servando tiene un interés específico» en que él no regrese a la alcaldía por razones político-electorales.

Sobre los trabajadores sidicalizados del ayuntamiento que protestaron contra su reincorporación, aseveró que el alcalde suplente Jesús Tejeda Vargas es quien «los mueve prometiéndoles despensas, bases y aumentos salariales».

Sin embargo, Marco Antonio Leyva Mena destacó que dichas movilizaciones sindicales fuer

Deja tu opinión