Afianzan gobernador y transportistas acuerdo de dar marcha atrás al incremento tarifario

0
466

Realizarán estudio socioeconómico, los resultados se conocerán ej cuatro meses

Tras reunirse en la residencia oficial Casa Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo Flores y los transportistas organizados en Chilpancingo acordaron darle marcha atrás al incremento en las tarifas del transporte público.

El encuentro entre el mandatario y los dirigentes del transporte público se realizó este martes a puerta cerrada en la residencia oficial Casa Guerrero y se prolongó durante poco más de una hora.

Al término de la reunión, Astudillo Flores publicó un video en su cuenta oficial de Facebook acompañado por los líderes transportistas de la capital, entre ellos el dirigente del Consejo del Autotransporte del Estado de Guerrero, José Castro Figueroa y el fundador de dicha organización y actual diputado local electo, Servando de Jesús Salgado Guzmán.

En su mensaje, el gobernador informó que llegaron al acuerdo de dejar sin efecto el aumento de un peso al pasaje local, por lo que a partir de hoy mismo los choferes de urvan regresaron a la tarifa de seis pesos que ha permanecido desde hace dos años.

El segundo acuerdo, indicó, es que se seguirá el proceso legal para analizar un posible aumento al pasaje en los próximos meses.

El último acuerdo fue el establecimiento de una mesa de diálogo entre el gobernador y los transportistas, para resolver algunas de sus necesidades más apremiantes. La próxima reunión fue agendada dentro de dos semanas.

«Hemos tenido una gran voluntad de llegar a estos acuerdos para ayudar a la sociedad», expresó el gobernador Héctor Astudillo en el video que compartió en su cuenta de Facebook.

Subrayó que en los próximos días se registrará el regreso a clases, lo que implicará un gasto importante para las familias.

En el video, el dirigente transportista José Castro Figueroa ratificó la voluntad del gremio para «retroceder con el aumento de un peso».

Posteriormente, Servando de Jesús Salgado Guzmán, presidente del Consejo del Autotransporte en Guerrero indicó que a partir de la reunión, se acordó la puesta en marcha de un estudio socioeconómico que va en el sentido de establecer si hay condiciones reales para elevar la tarifa.

Dicho estudio se realizará en un término de cuatro meses, tiempo suficiente para conocer el pulso real del problema.

De Jesús Salgado anticipó que si el estudio revela que no hay condiciones para el incremento, este no se llevará a cabo, aunque indicó que las necesidades que hay en el sector son muchas, a partir del alto costo en el precio de la gasolina, las refacciones que de manera recurrente se tienen que comprar y el mantenimiento por el desgaste natural que registran las unidades.

Sin embargo, el dirigente reconoció que el alza que se registró durante el fin de semana fue ilegal, pues no se contó con el respaldo del titular del Ejecutivo local, quien dijo, tuvo razón para expresar su inconformidad y ordenar que la medida se revirtiera.

Deja tu opinión