Abandonados, los avispones también recuerdan a sus caídos en la noche de Iguala

0

Piden que López Obrador también los escuche, como sucedió con los padres de los 43

Sin la presencia de autoridades de los tres niveles de gobierno, los integrantes el equipo de futbol de tercera división profesional, Avispones de Chilpancingo también rindieron un homenaje a sus dos muertos durante la noche del 26 de septiembre de 2014, en Iguala de la Independencia.
Jugadores, integrantes del cuerpo técnico y familiares de los caídos durante el ataque registrado en el crucero de Santa Teresa, cuando intentaban salir de Iguala para llegar hacia Chilpancingo, rindieron un homenaje al jugador David Josué García Evangelista “El Zurdito” de 14 años de edad al momento del crimen y al conductor del autobús, Victor Manuel Lugo Ortíz.
La señora Guadalupe Morales, esposa de chofer asesinado, dijo al momento de entregar una ofrenda floral, que pese al abandono institucional, los integrantes y familiares del equipo nunca van a olvidar lo sucedido la noche de Iguala, por todas las secuelas que les ha representado.
Llamó a honrar la memoria de sus caídos y mantener vivo el espíritu deportivo que siempre los sacó adelante, incluso el día en que viajaron a una ciudad que estaba asediada por la delincuencia.
Roberta Evangelista Hernández, madre de David Josué Evangelista, dijo que a pesar de las adversidades que se presentan, las familias afectadas en Chilpancingo hacen lo necesario para que la fecha no pase a desapercibida.
Con la voz quebrada, la madre de familia reconoció que resulta difícil contener las lágrimas, pues a pesar de que ya pasaron cuatro años, para todos los afectados en realidad parece que los hechos se suscitaron ayer.
“Simplemente, algo así no hay manera de olvidarlo”, anotó.

Pide que AMLO también escuche a Los Avispones

Con desenfado, la señora Roberta Evangelista reprochó que la tarde del 26 de septiembre ninguna autoridad, ni siquiera deportiva se hiciera presente en las canchas de los Avispones para acompañarlos.
“Parece que ya se les olvidó algo que a nosotros nos marcó para toda la vida”, reprochó.
Recordó que antes de que se cumpliera el primer aniversario de los ataques armados de Iguala, las autoridades pusieron un muran con el nombre de las víctimas mortales, en el segundo aniversario una placa de metal y para el tercer aniversario ya no hubo presencia oficial.
Para el cuarto aniversario la indiferencia hacia las víctimas ya fue total.
Sin embargo, la madre de el “Zurdito” la indiferencia de las autoridades en los actos no son lo importante, lo que en realidad causa malestar es que hasta el momento no se aplica la justicia contra los responsables de las muertes y desapariciones del 26 de septiembre.
“La verdad yo no tengo esperanzas de que algún día se sepa que fue lo que pasó”, señala con amargura.
A pregunta de los reporteros, Roberta refiere que por los medios se enteró de la reunión que los padres de los 43 sostuvieron con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.
Sin mucha expectativa, la madre agraviada hizo una petición: “ojalá que el presidente electo no se olvide de nosotros, que se dé cuenta que también nosotros fuimos víctimas y que esperamos que nos reciba como grupo de víctimas, no somos 10 o 15, somos 31 víctimas del lado de los Avispones”.

Deja tu opinión