Acapulco, Gro.- Ante grave problema de escasez de agua potable en colonias del puerto de Acapulco, habitantes realizaron protestas en avenidas del puerto y tomaron la caseta de La Venta en la Autopista del Sol.

Por lo anterior el alcalde porteño, Evodio Velázquez Aguirre, ordenó a directivos de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco atendieran a los quejosos de San Agustín y del Infonavit Alta Progreso quienes protestaron en la caseta de La Venta y en la avenida Ruiz Cortines.

Los funcionarios de Capama, explicaron a los manifestantes que el suministro del vital líquido se está regularizando, y los trabajos quedarán concluidos a finales del mes de septiembre, mientras el Ayuntamiento aplicará un programa emergente de reparto de agua en pipa para abastecerlos.

El director de la paramunicipal, Jorge Vargas Jijón, dio a conocer a los habitantes de San Agustín que hace unos días se colocó una bomba nueva en el sistema que los abastece y que se está trabajando en la instalación de otros equipos, la construcción de un cárcamo de bombeo y una línea de conducción para mejorar la distribución del vital líquido en esa zona.

Por la mañana habitantes tomaron la caseta de la Autopista del Sol, primero permitieron el paso de los vehículos y luego pidieron “cooperación”, a los usuarios para la compra de pipas con el vital líquido.

La manifestación se realizó en la caseta de La Venta en la autopista del Sol, ahí cerraron las garitas de peaje y pidieron “cuotas”, a los automovilistas, les dijeron que era para comprar pipas con agua ya que desde hace más de dos meses en las casas de más de 400 familias no hay agua.

Reprochan al alcalde, Evodio Velázquez, que desde hace varias semanas el suministro del agua en esta zona cada vez es más escaso y que les quitaron el “tandeo del agua”, de sus viviendas.

“Llegamos al punto de estar dos o tres meses sin agua potable. Hemos estado sufriendo bastante por la falta de agua.

“En nuestra unidad solamente tenemos agua cuatro horas a la semana y eso no es suficiente”, reprochó María de los Ángeles Merino Camargo, representante del desarrollo habitacional ubicado en San Agustín.

Mientras en la zona urbana habitantes de la Infonavit alta Progreso, cerraron por más de tres horas la avenida Adolfo Ruiz Cortínez exigiendo agua potable al alcalde, Velázquez Aguirre.

Los inconformes bloquearon la avenida en sus dos sentidos provocando el caos vehicular en la zona de hospitales y centro de estudios medio y superior, durante las llamadas horas pico.

En el lugar, una de las quejosas, Candy Gutiérrez Álvarez, advirtió a las autoridades del organismo CAPAMA, que si en ocho horas no se normalizaba el suministro del agua potable en la Quinta Etapa del Infonavit Alta Progreso, regresarían para volver a cerrar las vialidades.

En relación al Infonavit Alta Progreso el sub director de operación, Jorge Castillo Vinalay, informó a los vecinos que en los últimos días se ha mantenido un bombeo continuo hacía los tanques de abastecimiento que surten a ese núcleo poblacional por lo que algunas etapas ya están recibiendo el suministro y el resto de ellas en las próximas horas contarán con el líquido vital.

Vargas Jijón, comentó que personal operativo de la Capama, realizó un recorrido en la unidad habitacional el Coloso para verificar que el servicio esté llegando a los hogares, lo cual se constató en las etapas 81, 89, 90, 10, en la calle Almendros y Mirador del Coloso por mencionar algunas de ellas.

Deja tu opinión