“No se acabará en uno o dos días”, admite Héctor Astudillo Flores

El gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó que en la Sierra se vive una guerra por el control del paso y de las tierras destinadas al cultivo de la amapola, la cual advirtió: “no se acabará en uno ni en dos días”.

En la residencia oficial Casa Guerrero, el jefe del Poder Ejecutivo local confirmó los reportes relacionados con la incursión de hombres armados en pueblos ubicados en la zona serrana de Leonardo Bravo, entre ellos Filo de Caballos, Puentecillas y Corralitos.

Indicó que en el transcurso de la mañana se puso en marcha un operativo entre la Secretaría de la Defensa Nacional y la Policía del Estado, quienes se darían a la tarea de recorres los puntos más críticos reportados por la propia ciudadanía.

“Tuvimos la información de que en algunos lugares había disparos, por eso es que hemos movilizado especialmente los 22 grupos que tenemos en la zona de la sierra, porque hay lugares en los que se están presentando ese tipo de expresiones”, anotó.

Comentó que se trata de implementar un operativo que permita el paso hasta Casa Verde y después hacia Chilpancingo, para que las personas que se encuentran en tránsito puedan llegar sin exponer sus vidas.

Hasta el medio día del domingo, el mandatario estatal dijo que no tenía reportes de que hubiera personal retenido en el Hospital Básico Comunitario de Filo de Caballos.

Admitió que se está frente a un problema muy sensible, que sin embargo, debe buscarse la manera de parar.

“Vemos claramente que hay grupos delincuenciales que están en el animo de confrontar y de ejercer el control de los dominios territoriales, en esto definitivamente tiene que ver el tema de la amapola, eso es un tema fundamental”.

En esta parte, el gobernador Astudillo enfatizó: “Es una guerra por el control, la cual no va a terminar ni en uno ni en dos días, se presenta porque están tratando de controlar el paso, la siembra y todo lo que hay esa zona”.

A pregunta expresa, admitió que hay muchas escuelas sin clases, recordó que la semana pasada se intentó hacer un operativo para que los maestros pasaran hacia sus centros de trabajo pero hubo complicaciones.

Este lunes, dijo que se intentará nuevamente llevar al personal del sector educativo y salud hacia las escuelas y unidades médicas, para normalizar las actividades de ambos sectores, que son fundamentales para la población.

Deja tu opinión