Las Organizaciones No Gubernamentales y su función social.

Continuando con el breve recorrido por algunas de las Organizaciones e Instituciones que se encuentran en el camino de aportar estudios, análisis, iniciativas, propuestas, críticas fundamentadas que permitan dar pasos hacia la reconstrucción de nuestro hermoso país que se encuentra desgarrado y atorado en su perspectiva de avance social, institucional, educativo y de todo tipo, en esta oportunidad, se comentan alguna de las múltiples aportaciones que realizan las Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

Las ONG son organizaciones independientes y sin ánimo de lucro que surgen a raíz de iniciativas civiles y populares y que por lo general están vinculadas a proyectos sociales, culturales, de desarrollo u otros que generen cambios estructurales en determinados espacios, comunidades, regiones o países.

Hoy día es casi común hablar de ellas cuando se abordan valores como la cooperación, la solidaridad, la ayuda desinteresada y el altruismo. También solemos asociarlas a las labores de voluntariado en cualquier sector o área de intervención.

Principales características que las definen. Sin embargo, no todas las organizaciones independientes pueden ser catalogadas como ONG. Para que reciban tal denominación, deben reunir una serie de características como las siguientes:

Prestan servicios de utilidad pública. Aunque son organizaciones que no dependen de los Estados ni de ningún ente público o privado, sus labores están orientadas a lo público, es decir, suscitan un interés y unos beneficios que involucran a los distintos miembros de una comunidad o grupo.

No intentan suplantar la labor de los Estados. Eso sí, su rol nunca debe ser el de reemplazar a los Estados en aquellas áreas o sectores donde estos no tengan presencia. Persiguen el beneficio o la utilidad común. Al no buscar el lucro propio, todos los beneficios son para las propias comunidades en las que se llevan a cabo los proyectos de transformación.

Promueven la participación y la autogestión. Las ONG no buscan que las comunidades beneficiadas se conviertan en dependientes de las ayudas que se les suministran. Al contrario, su objetivo principal es fomentar la participación y la autogestión de aquellas como motores de desarrollo.

Para ahondar aún más en lo que es una ONG, es esencial hablar de la función que estas organizaciones cumplen en nuestra sociedad. Dicha función se puede ver en el enfoque que cada una proporciona a sus proyectos.

De hecho, no todas las ONG son iguales ni desempeñan su labor en los mismos ámbitos de la sociedad. Los principales enfoques de este sector son:

  1. a) Asistencial. En este enfoque se da prioridad a valores como el altruismo, la beneficencia o el voluntariado. La mayoría de los proyectos que prestan servicios de asistencia tienen como beneficiarios principales a los miembros de poblaciones en situación de vulnerabilidad.
  2. b) Prestación de servicios. A este grupo pertenecen todas aquellas organizaciones que establecen vínculos estrechos con los Gobiernos y las instituciones oficiales para prestar servicios de carácter fundamental. Por ejemplo, son las que complementan las políticas públicas en sectores como la salud, la educación y el empleo, entre otros.
  3. c) Desarrollo social. El núcleo del enfoque de desarrollo social lo componen proyectos cuyo objetivo es combatir problemas como la pobreza, la exclusión, la inequidad, la desigualdad y otros de índole estructural. Sin embargo, estas ONG no entienden el desarrollo desde la dependencia y la ayuda incondicional; más bien se trata de una fórmula encaminada a aumentar la autogestión y el compromiso de los beneficiarios.

Cuando la función social de las ONG se cumple de forma plena, los proyectos sociales son una herramienta directa para contribuir al fortalecimiento de la sociedad civil y de los valores de la democracia y la participación ciudadana. También desempeñan un papel esencial en situaciones de emergencia humanitaria y para ayudar a refugiados.

Algunos ejemplos: Mercy Corps. Situada en Portland (Oregón, Estados Unidos), esta ONG activa en más de 41 países destina su actividad principalmente al uso de programas de socorro para ayudar en situaciones críticas como desastres naturales o conflictos bélicos. Favorece la incorporación de las personas al mundo laboral, en empresas o instituciones; fue realmente importante en Haití y en Indonesia creando puestos de trabajo en una pequeña franquicia de comida que a su vez luchaba contra la desnutrición del país.

Médecins Sans Frontières. Fundada en 1971 por 13 doctores, esta ONG suiza ha conseguido extender el movimiento de las organizaciones “sin fronteras” a diversos sectores de ayuda humanitaria. El gran mérito de dicha organización es que no sólo se dedica exclusivamente a proporcionar asistencia médica, sino que además lucha por los derechos de las personas más vulnerables, aunque ello suponga no poder seguir los códigos éticos de los países en los que trabaja. Su mayor innovación destaca a la hora de actuar in situ, reduciendo los costes de transporte de los medicamentos y pudiendo operar en tiempo récord.

Danish Refugee Council. Fue fundada hace más de 50 años para ayudar a los afectados de la Segunda Guerra Mundial. Destaca principalmente por trabajar en lugares extremadamente conflictivos y peligrosos. Se encuentra en la categoría de “ayuda humanitaria”, pero también fomenta la ayuda de infraestructuras destruidas, tales como habitaciones, y promueve que se produzcan ingresos en las zonas afectadas para garantizar una continuidad económica.

Acumen Fund. Entrando en la cumbre de las ONGs más importantes del mundo, encontramos Acumen Fund, cuya filosofía se basa en garantizar un desarrollo de los países del Tercer Mundo a través de la ayuda de empresas sociales y de líderes emergentes. Este modelo se presenta como una novedad en cuanto a los métodos tradicionales de financiación y de cooperación. Fomenta la contratación de los habitantes de estos países como capital humano de empresas sociales que invierten en ellos, produciendo un doble beneficio. En tan sólo una década, ha conseguido ayudar a más de 86 millones de personas.

The Wikimedia Foundation. Curiosamente y lejos de los patrones clásicos de lo que es una ONG, nos encontramos con la fundación de Wikipedia. Y es que con más de 23 millones de artículos y 100.000 voluntarios trabajando en ellos, esta página web ha conseguido llegar a un público tan diverso como los 285 idiomas en los que está disponible. Es considerada como un ejemplo de adaptación a las nuevas tecnologías y de cómo se puede contribuir al conocimiento y a la educación desde la distancia.

Amnistía Internacional: Es una de las organizaciones más visibles cuando se trata de defender los Derechos Humanos y denunciar todas aquellas prácticas que impidan su cumplimiento. Sus pronunciamientos suelen tener mucho eco.

BRAC: Según una lista que elaboró la revista Forbes en 2014, esta organización es una de las más sostenibles e innovadoras del mundo. Ubicada en Bangladesh, impulsa proyectos orientados a sectores como la agricultura, la lucha contra el cambio climático y la alimentación ecológica.

WWF Internacional: El cuidado del medioambiente es su principal objetivo. Y lo hace desarrollando iniciativas relacionadas con el cuidado de los océanos, la conservación de especies animales y vegetales o el ahorro de energía, entre otras.

Greenpeace: Fundada en 1971, es la organización ecologista más importante del planeta. Sus informes, pronunciamientos, denuncias y protestas suelen tener un gran impacto internacional. Está presente en más de 44 países.

Oxfam Intermón: Erradicar la pobreza y trabajar por la justicia social son los dos objetivos principales de esta ONG, que en las últimas décadas ha logrado posicionarse como una de las entidades líderes de su sector. También trabaja por los derechos de las mujeres y el consumo responsable.

ACNUR es un organismo creado por las Naciones Unidas en 1951 para la atención y la asistencia de las personas refugiadas en el mundo. Es la entidad más reconocida a nivel global en dicho terreno y, por tanto, un referente para otras que desean seguir su orientación. La atención de ACNUR se realiza principalmente en los campos de refugiados ubicados en contextos de guerra, casi siempre en zonas fronterizas a las que huyen las personas que abandonan su hogar por culpa de conflictos y otras formas de violencia.

Deja tu opinión