Anticipa que no enjuiciará la gestión de Marco Leyva

El alcalde electo de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, aseveró que no “enjuiciará” a la administración saliente que encabeza el priísta Marco Antonio Leyva Mena.

El perredista transmitió en sus redes sociales una reunión que sostuvo con los funcionarios que lo acompañarán en la próxima administración, a quienes les “encargó” que sean respetuosos del gobierno actual.

“Vamos a pugnar por un trato de respeto con la administración saliente. Yo les encargo mucho, voy a pedirles que sean respetuosos. No nos toca enjuiciar a nadie, no nos toca denostar a nadie, no nos toca aplicar la ley. Nosotros somos una instancia administrativa y hay una autoridad judicial encargada de atender las observaciones, si es que las hubiera”, le pidió Gaspar Beltrán a quienes conformarán su gabinete.

Sin embargo, aclaró que no tiene “ningún acuerdo con la administración saliente” que encabeza Leyva Mena.

“Lo que busco es la cordialidad, el buen trato. Si bien es cierto que somos una administración que está naciendo, queremos que el trato que nos den cuando nos corresponda salir sea con dignidad y respeto”, apuntó.

En su exposición, Gaspar Beltrán también afirmó que su gobierno cumplirá los compromisos que realizó durante la campaña política.

“Ofrecí transparencia, rendición de cuentas, honestidad, sensibilidad, trato humano, hablar con la verdad, oportunidades para las mujeres y jóvenes y una administración en la que los valores humanos tengan una importancia trascendental. Este será un gobierno que cumpla compromisos”, aseveró.

Subrayó que su gobierno estará integrado “mayoritariamente por gente nueva”, que no tiene en su haber “compromisos anteriores, mala imagen, seguimientos jurídicos ni relaciones que pudieran empañar su desempeño”.

Deja tu opinión