Para inhibir la operación de delincuentes

La Policía Ciudadana de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) realizó un despliegue de 2 mil 500 elementos en los municipios de la región Costa Chica y anunció el inicio de operaciones en 10 comunidades de la zona rural de Acapulco.

El fundador y vocero de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, informó que este miércoles dió inicio una “caravana para restablecer el orden” en los 14 municipios que integran la región Costa Chica.

Para ello se desplegaron 2 mil 500 policías ciudadanos, quienes instalaron retenes sobre la carretera federal en diferentes municipios y realizaron “redadas” en casas y predios que presuntamente son utilizados como base de operaciones de los grupos criminales.

“Por denuncias ciudadanas, ya tenemos identificadas a personas y lugares”, aseveró el dirigente indígena.

Detalló que los retenes que se instalaron en un primer momento en Ayutla, Tecoanapa y Marquelia tienen el objetivo de “bloquearle el paso a los delincuentes”.

Plácido Valerio también informó que este miércoles se realizaría la presentación oficial de 10 cuerpos de seguridad ciudadana en igual número de comunidades de la zona rural de Acapulco.

El líder de la UPOEG explicó que las comunidades se interesaron en el Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana porque están “desprotegidas”.

Señaló que el Ejército y las policías Federal, Estatal y Municipal están avocadas en atender la seguridad de la zona turística.

“La zona rural de Acapulco ha estado desprotegida, no hay capacidad del estado para ponerle policía a cada colonia”, apuntó.

Por ello, dijo que la UPOEG asumirá el control en las comunidades hasta en tanto las corporaciones de seguridad las atienden.

Además, dijo que buscará a la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo y a todos los presidentes de los municipios en los que tiene presencia la UPOEG.

El objetivo, dijo, es conformar un “frente común por la seguridad, porque nadie puede solo en estos tiempos críticos”.

Deja tu opinión