Obispo pide que el Ejército no destruya los plantíos de amapola en la Sierra

0
748

¿Qué van a comer las familias? Dice tras revelar la erradicación de cultivos en Filo de Caballos

El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa solicitó al Ejército Mexicano que no destruya los plantíos de amapola en la Sierra de Guerrero, pues miles de familias podrían quedarse sin la única fuente de ingresos que tienen para garantizar su alimentación.

Rangel Mendoza dio a conocer este martes 23 de octubre que subió a la Sierra y que está a punto de consolidar una tregua entre los grupos que se disputan la zona, pues señaló que se han dado cuenta que en esta pugna todos salen perdiendo.

Manifestó que en esa parte de la entidad existe una verdadera crisis humanitaria, sobre todo por la pobreza en que se vive y las escasas posibilidades de desarrollo que ahí existen.

En una entrevista sostenida con Milenio Televisión, con Azucena Uresti, Rangel Mendoza expuso: “Yo solicitaría a la gente del gobierno que por favor no destruyan los plantíos de amapola, aunque ahorita está chiquita la planta, pero desgraciadamente subió el ejercito a la zona de Filo de Caballos y ya destruyeron toda la planta que tenían”.

Indicó: “Esa era su única esperanza, es de donde pueden sacar algo para comer, porque esa gente es totalmente pobre”.

Recordó que a partir de la aparición del fentanilo, una droga sintética, la amapola se ha depreciado de manera alarmante, pero aún así, esa cosecha es la única posibilidad que tienen muchos sierreños para hacerse de un recurso, “pero llega el ejercito y la destruye”.
Bajo dicha circunstancia cuestiona: ¿De qué van a comer? ¿Cómo van a mantener a sus familias?

El planteamiento quedó en el aire, el líder religioso refiere que la situación en la Sierra es sumamente delicada.

Deja tu opinión