Advierten posible rompimiento con el presidente electo

La dirección colectiva de Organizaciones Sociales, Civiles, Estudiantiles y Sindicatos del Estado de Guerrero respaldó la irrupción del magisterio disidente en el Foro de Consulta en el tema Educativo realizada en Acapulco y advirtió que ese puede ser el primer antecedente de un rompimiento con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.
En Chilpancingo, dirigentes de diferentes organizaciones sociales y sindicales manifestaron su respaldo a los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) que irrumpieron en el Centro Internacional Acapulco.
Nicolás Chávez Adame, dirigente de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG); Belester Herrera Rojas, académico de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN); José Ángeles Salvador, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Colegio de Bachilleres (STCBACH); Pablo César Sevilla, delegado del Sindicato de Telefonistas de México y Natividad Martínez García, representante del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Guerrero (STAUAGRO), dijeron que antes de los hechos suscitados el domingo 7 de octubre en el Centro Internacional Acapulco (CIA), ellos habían hecho la advertencia de que el Foro de Consulta convocado para el puerto de Acapulco por el equipo del gobierno electo no estaba plantado correctamente.
En un primer momento, Nicolás Chávez manifestó que el equipo del presidente electo mandó a cabildear las participaciones a Javier Villalpando, una persona que en las reuniones previas se jactaba de que en su momento participó con el ex presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari en el área de relaciones exteriores.
Bajo ese tipo de antecedentes, Chávez Adame refirió que no se podía trabajar en la programación de un foro, pues asocian a los operadores con miembros de uno de los grupos políticos que más daño le ha causado al país.
Además, indicó que en el equipo de organización les demostraron que en realidad no sabían lo que estaban preparando.
La propuesta que en su momento hicieron, fue la que va en el sentido de abrogar la Reforma Educativa, porque más bien es una reforma laboral que solamente castiga los derechos de los mentores.
“Rechazamos el formato del foro por no sujetarse a los lineamientos democráticos de consulta y sobre todo, porque la coordinación debe estar en manos de los verdaderos trabajadores que se han visto afectados por la mal llamada reforma educativa”, anotó.
En todo caso, anticiparon que las organizaciones llevarían a cabo un foro alterno, en el que pudieran estar los sectores golpeados por la reforma.
Lo sucedido este domingo en Acapulco, de acuerdo con los integrantes de la dirección colectiva, puede representar el primer antecedente de un rompimiento entre el presidente electo y las organizaciones que le permitieron ganar los comicios del 1 de julio.
“Nosotros le decimos al presidente electo que el método no coincide con la plataforma democrática que lo llevó al poder; que responsabilizamos a los tres niveles de gobierno en caso de que haya una represión contra los compañeros que irrumpieron en el foro, porque esto ya se veía venir y seguirá pasando si no se deja de actuar con prepotencia”, anotó Belester Herrera.
Entre los errores que señalan con mayor énfasis, está el hecho de haber confiado la organización de los foros de consulta a gente ligada al ex presidente Salinas de Gortari.

Deja tu opinión