Es un desatino del próximo gobierno, sostiene Héctor Astudillo

El gobernador Héctor Astudillo Flores calificó como “un desatino” del próximo gobierno federal la cancelación del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México que se construye en Texcoco; afirmó que esta decisión afectará a las entidades con vocación turística como Guerrero.

El mandatario encabezó los honores a la bandera en la explanada del Palacio de Gobierno; en entrevista al término del evento, calificó como “un acto desatinado” la cancelación del proyecto aeroportuario en Texcoco.

De entrada, reprobó la consulta ciudadana que impulsó el presidente electo de la República, Andrés Manuel López Obrador, en la que se presentaron dos opciones: Continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco o reacondicionar los aeropuertos de México y Toluca y construir dos pistas adicionales en la Base Aérea de Santa Lucía.

Para el gobernador de Guerrero, tanto la consulta pública como la decisión final fueron desaciertos del próximo gobierno federal.

“Me parece que fue un acto desatinado, primero cómo se hizo y cómo se resolvió no hacerlo en Texcoco”, expresó Astudillo Flores.

Sostuvo que este proyecto de alta ingeniería ya registra un avance importante y significa la oportunidad de consolidar un gran aeropuerto no sólo para los mexicanos, sino para el mundo.

En el caso específico de Guerrero, subrayó que la entidad tiene una vocación turística que es pilar en la economía, con destinos como Acapulco, Taxco e Ixtapa-Zihuatanejo.

Destacó que la llegada de turistas está estrechamente vinculada con la conectividad aérea del aeropuerto internacional de la Ciudad de México.

“Por supuesto que nos afecta (la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco)”, sentenció.

Deja tu opinión