Toman las instalaciones y la directora se defiende

Padres de familia y maestros de la estancia infantil de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Benita Galeana tomaron las instalaciones para exigir la destitución de la directora, Lucila Lorenzo Díaz, ella se defendió con el argumento de que la protesta tiene como trasfondo el hecho de que se opuso a la venta irregular de plazas.

Desde las 08:00 horas del lunes, un grupo de padres de familia cerró las instalaciones de la estancia infantil de referencia, los inconformes se quejaron de malos tratos y despotismo, también dijeron que la directora Lorenzo Díaz proteger a un grupo privilegiado de maestros.

Los manifestantes exigían la presencia en el lugar de una comisión de funcionarios de la administración central, pues señalan que no hay condiciones para dialogar con la directora con posibilidades de alcanzar un acuerdo,

En su momento, la profesora impugnada sostuvo que el conflicto tiene una motivación turbia, la cual deriva de una venta irregular de plazas.

Sostuvo que la trabajadora Estela Salgado, quien se puso al frente de la manifestación, en realidad es asesora del Sindicato de Trabajadores Técnicos Administrativos y de Intendencia (Sttaisuag), misma que ha realizado una serie de movimientos que sostiene, son sumamente cuestionables.

Dicha representante sindical, dijo que promovió de manera irregular a un compañero de economía, al cual se le dio cobertura por algún tiempo, pero llegó el momento en que se le solicitó que regresara a su centro de trabajo original, pues así lo indica la normatividad, pero la respuesta fue negativa.

“Le pedimos al compañero que regresara a su centro de trabajo pero nos respondió que no podía, pues la condición que la señora le puso para apoyarlo, es que le renunciara a la plaza para su hijo, posteriormente el rector manifestó que nos iba a reponer las plazas de las maestras jubiladas y ella enseguida se apuntó, manifestando que quería la plaza para su sobrina, que resultó ser Elena Adame Monfil”.

Dicha persona, dijo en su momento que la plaza que actualmente ostenta la compró en 250 mil 000 pesos.

Continuó: “Después solicitó que se le recibiera a su sobrina Sinaí Ramos Salgado y la recibimos, meses después solicitó que se le promoviera a maestra de Educación Especia para meter a otra persona en el espacio que dejaría vacante, cosa a la que no accedimos, fue a raíz de ahí que agarró odio hacia la maestra”.

Sentenció: “La protesta es alevosa ya que no se tuvo reunión ni nada antes en la que se conocieran sus peticiones; de la noche a la mañana decidieron cerrar, todo esto con fines políticos”.

Deja tu opinión