Firman el Plan de Linda Vista, de cara al reconocimiento de la Sierra como la octava Región

0
107

Con 586 comunidades, plantean crear por lo menos ocho nuevos municipios

Ayudará en el proceso de pacificación del estado y del país

Con la firma del Plan de Linda Vista, representantes del gobierno electo de Andrés Manuel López Obrador, legisladores locales, federales, autoridades municipales y dirigentes sociales plantean que la Sierra se declare como la octava región económica de Guerrero, con ello buscan detonar el desarrollo y pacificar una zona históricamente lastimada por la pobreza, en la que el cultivo de la amapola es el principal generador de ingresos, pero también de violencia y crispación social.

Los trabajos se realizaron durante la jornada del sábado 10 de noviembre, pero en realidad representan la continuación a una serie de gestiones y propuestas que se remontan a la década de los noventas, en los gobiernos de René Juárez Cisneros y Ángel Aguirre Rivero.

De acuerdo con el documento base, leído en Linda Vista, comunidad perteneciente a San Miguel Totolapan, pero ubicada geográficamente en el centro de la Sierra, la intención de los actores que intervienen en su redacción es acelerar la unificación y la pacificación entre los habitantes de la zona.

Avanzar en dicho proceso, sostienen que ayudará en mucho a cambiar la historia de parte importante de la entidad.

Para dar legalidad a los trabajos realizados este fin de semana, se retomó el Decreto 101 emitido en diciembre de 2004 por el Gobierno de Guerrero, denominado como Decreto con el que se crea la zona de atención especial para el desarrollo de la sierra de Guerrero.

Se recordó que entre los principales objetivos del Plan estatal de desarrollo, se encuentra dar especial atención a las zonas geográficas en las que se resienten los rezagos más agudos, teniendo como propósito, generar equilibrio entre las regiones ara alcanzar el desarrollo integral.

Son 12 los municipios involucrados en sus partes altas

En la justificación se hace mención al hecho de que la Tierra Caliente, zona Norte, Centro, Montaña, Costa Grande, Acapulco y Costa chica están divididas por aspectos que atienden a diferentes cuestiones, los que les dan la identidad necesaria para ser reconocidas como regiones económicas.

Por esa razón, en el documento se destaca la necesidad de delimitar con claridad

una región especial, que se ubica en la parte alta de los municipios de Ajuchitlán del Progreso; Atoyac de Álvarez, Coahuayutla, Coyuca de Benítez, Coyuca de Catalán, Heliodoro Castillo, Zihuatanejo, Chilpancingo, Leonardo Bravo, San Miguel Totolapan, Técpan de Galeana, Petatlán y Zirándaro.

A las comunidades ubicadas en la parte alta de esos municipios, se localiza la zona conocida como la Sierra, cuyas características la hacen distinta de las tras partes del estado.

La Sierra, se indica que enfrenta problemas muy particulares que deben atenderse por los tres niveles de gobierno, cuenta con flora, fauna, recursos minerales y cuencas hidrológicas en las que nacen siete ríos, los cuales bajan hacia la Costa Grande, Tierra Caliente y Zona Centro, principalmente.

En los últimos años, se han creado organizaciones sociales y políticas que pugnan por cambios con propicien una nueva relación, pues la mayoría de sus habitantes viven en condiciones de precariedad, producto de un constante proceso de regazo social, económico y cultural.

Con 586 comunidades perfilan ocho nuevos municipios

Sin mencionar un número aproximado de habitantes que se verán beneficiados, la Sierra se crearía con 31 comunidades que actualmente pertenecen al municipio de Ajuchitlán del Progreso; 71 de Atoyac de Álvarez; 63 de Coahuayutla, 3 de Coyuca de Benítez; 210 de Coyuca de catalán; 85 pertenecientes a Helidoro Castillo; 26 de Chilpancingo; 74 de Zihuatanejo; 37 de Leonardo Bravo; 67 de Petatlán; 52 de San Miguel Totolapan; 59 de Tepcan de Galeana y 20 de Zirándaro de los Chávez.

Para darle viabilidad a los trabajos, se hace necesaria la creación de una Comisión Especial para la Pacificación de la Sierra en el Congreso del estado.

Al mismo tiempo, se requiere la asignación de un presupuesto desglosado, que considere a la Sierra tanto a nivel estatal como federal.

Para operar los recursos destinados a la Sierra, se requiere la integración de un fideicomiso o Secretaría de Desarrollo para la Sierra.

Como la declaración de la octava región es complicada, se le debe considerar dentro de las estrategias para alcanzar la pacificación y reconstrucción del tejido social.

El Plan de Linda Vista considera importante la elaboración de una agenda de acciones con los actores involucrados, para dar el seguimiento puntual a cada uno de los acuerdos.

Entre las consecuencias del reconocimiento de la octava región, se encuentra una inminente remunicipalización, con polos de desarrollo que el Plan ya toma en cuenta, pero que podrían variar.

En la propuesta inicial se anota que Nueva Cuadrilla podría segregarse de Coahuaytla para convertirse en un nuevo municipio; Vallecitos de Zaragoza de Zihuatanejo; El Durazno de Coyuca de Catalán; Bajos de Balsamar de Tecpan; Ojitos del Balcón y Puerto Grande de Ajuchitlán del Progreso; Linda Vista de San Miguel Totolapan; Yextla de Leonardo Bravo; Jaleaca de Chilpancingo y El Paraíso de Atoyac de Álvarez.

En la firma del Plan de Linda Vista intervino Álvaro Urreta Fernández, coordinador del proceso por la pacificación en el equipo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador; la diputada federal por distrito 03, María del Carmen Ca

brera Lagunas; el abogado Alejandro Carbajal Cruz y el coordinador de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado.

Por el Congreso local firmaron los diputados locales Servando de Jesús Salgado Guzmán, Alfredo Sánchez Esquivel, Arturo Martínez Núñez y Adalid Pérez Galeana.

Estuvieron presentes los alcaldes Juan Mendoza Acosta, de San Miguel Totolapan e Ismael Cástulo Guzmán, de Leonardo Bravo, también los respaldaron 37 comisarios y líderes de organizaciones sociales.

Deja tu opinión