Detectan 18 pinos casi secos en La Avispa

La Dirección de Ecología del ayuntamiento de Chilpancingo explicó que en diferentes puntos de la ciudad existen árboles contaminados por diferentes tipos de plagas, muchos de ellos en un proceso de deterioro ya irreversible, lo que propició que se haya optado por cortarlos para sustituirlos.

En el inicio de la semana, usuarios de redes sociales denunciaron la tala de por lo menos una decena de árboles con edades de hasta 50 años en la alameda Granados Maldonado, lo que generó serios cuestionamientos en contra de las autoridades municipales.

Perla Juárez Moreno, directora de Ecología en el ayuntamiento capitalino, explicó que la decisión de sustituir algunos ejemplares es consecuencia de una serie de trabajos de inspección, que van encaminados a ubicar los árboles que forman parte de la infraestructura urbana y que por el nivel de contaminación que tienen, representan un riesgo para otros ejemplares.

En el caso de la alameda, dijo que son ocho los árboles marcados, pero hasta el momento se han cortado cuatro, lo que provocó la inconformidad de usuarios de redes sociales.

Dichos árboles manifestó que fueron atacados por plagas como el muérdago, gusano barrenador y el caballero, que en muchos de los casos atacan directamente al corazón de la planta, lo que hace obligatorio su corte para evitar que el gusano se propague.

Anticipó que la inspección en el centro de la ciudad no termina, pues tiene como punto de inicio el teatro hundido de la alameda y culminará en la plaza central Primer Congreso de Anáhuac.

La idea es sustituir lo que se necesite para que solamente queden árboles sanos, que ayuden al embellecimiento y la mejora ambiental de la ciudad.

Juárez Moreno agregó que en los trabajos de revisión intervienen especialistas, entre ellos un grupo de biólogos y arquitectos urbanistas.

También dijo que se trabaja en el encauzamiento del río Huacapa, donde también se han detectado árboles con un deterioro muy avanzado, por lo que en poco tiempo se espera temer un diagnóstico muy claro para decidir que es lo que procede.

Otro punto crítico es el ubicado en el museo interactivo La Avispa, en el lado sur de la cuidad, zona en la que se sembraron 18 pinos en un espacio muy reducido y sin sombra, de tal manera que todos los ejemplares están prácticamente secos.

Deja tu opinión