Obispo de Chilpancingo insiste en que haya una tregua para la Sierra

0
44

Salvador Rangel visita a los desplazados de Filo de Caballos en Chichihualco

A una semana de la ocupación armada de Filo de Caballos y 48 horas de que fracasara el intento de reinstalar a mil 600 desplazados, el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza insistió en la necesidad de que los grupos en pugna pacten una tregua que permita la reinstalación de la paz en la Sierra.

A su llegada a las instalaciones del auditorio municipal de Chichihualco, cabecera municipal de Leonardo Bravo, el líder religioso lamentó que los intereses de tipo económico y de poder se hayan colocado por encima de la tregua que desde hace varios meses viene promoviendo entre los grupos en pugna.

Lo rescatable, dijo que es el hecho de que todavía se está con vida y que en consecuencia, hay condiciones para apelar a la buena voluntad para reinstalar el orden en la zona.

Indicó que de manera indiscutible, la responsabilidad de la seguridad es de las autoridades de los tres niveles de gobierno, pues son ellos quienes deben defender a cualquier mexicano en cualquier sea la situación que enfrenten.

“Es mi voluntad seguir hablando con ellos para que se logre la tregua”, aseveró el obispo Rangel Mendoza.

No obstante, reconoció que es imposible hablar con todos los grupos al mismo tiempo.
Recordó que antes de la irrupción del domingo 11 de noviembre, tuvo la oportunidad de afianza algunos acuerdos con el grupo que estaba asentado en Filo de Caballos, los que dijo, ya habían asumido el compromiso de no asaltar las urvan del servicio público, para generar la confianza en el paso de los habitantes de la zona de Heliodoro Castillo, que eran los más afectados.

A manera de compensación, solicitaban que se les enseñaran algunas actividades que les permitieran generarse ingresos, como el cultivo de flores.

Con la ocupación violenta de Filo de Caballos, dijo que lo inmediato ahora recuperar los acuerdos mínimos que permitan darle nueva vida al planteamiento de la tregua, para pacificar una zona que registra rezagos históricos y que lo menos que necesita es violencia.

Deja tu opinión