Trasladan del penal de Acapulco a dos imputados por caso Zambrano

0
63

Asegura pagó más de 130 mil pesos a supuestos “secuestradores”

Acapulco, Gro.- Dos de los tres imputados por el crimen del empresario de las papelerías “El Partenón”, César Zambrano Pérez, fueron trasladados del penal de Las Cruces en Acapulco.
Además se confirmó que Betsabed Uribe, entregó la petición de dinero, primero en el hotel Cortijo, ubicado en la calle Sebastián Vizcaíno, y después un depósito de más de 30 mil pesos, a los presuntos secuestradores.
Este viernes se informó en el Centro de Reinserción Social (CERESO) de Las Cruces en el puerto de Acapulco, que dos de los presuntos homicidas habían sido trasladados de ese centro penitenciario a otro, aunque no se pudo corroborar ni las causas ni mucho menos la hora.
Interacción obtuvo copia de un documento de la Fiscalía General del Estado, con carpeta de investigación 12130570400926061118, fechado el ocho de noviembre, que señala el delito de robo equiparado contra Juan Alejandro “T”, Fernando Eliaquin “N” y Rodrigo “T”, les decretó la libertad en Zihuatanejo.
De acuerdo con el documento se indica que los tres imputados por el robo del vehículo se les dejó en libertad, ya que no se les pudo relacionó con la unidad vehicular y se ordenó su libertad.
Entrevistada telefónicamente, Betsabed Uribe, dijo desconocer si su ex esposo Alejandro y su hijo, Rodrigo, habían sido trasladados a otro penal del estado de Guerrero, ya que dijo se había comunicado con ellos.
Explicó que la versión de su ex esposo aseguraba que quienes lo habían detenido y se lo habían llevado cuando salía de su domicilio, eran efectivos de la Policía Investigadora Ministerial (PIM).
En entrevista telefónica con Interacción, la madre, y ex esposa de Alejandro, asegura que los dos son inocentes, a pesar de lo señalado por el Fiscal General del Estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, sostiene que “está fabricando culpables”.
Cabe mencionar que César Zambrano era uno de los empresarios más altruistas del puerto de Acapulco, pues cada mes regalaba despensas a los ciudadanos que acudieran a uno de sus negocios.
Lo anterior fue informado por Isabel Rodríguez, quien reveló que su hermano, mismo que ya falleció, cada mes iba por su despensa, aunque se quedaba a ver un evento de cultura y al terminar se les entregaba su dotación.

Deja tu opinión