Hay ataques constantes a las casas en Filo de Caballos y Campo de Aviación

El alcalde de Leonardo Bravo, Ismael Cástulo Guzmán imploró que haya una Navidad en paz en los pueblos de la Sierra, que desde el 11 de noviembre están ocupados por cientos de civiles armados de Tlacotepec, lo que mantiene a por lo menos mil 600 personas desplazadas en Chichichualco.
El alcalde de filiación priísta visitó el lunes 3 de diciembre a la cabecera municipal de Chilpancingo, donde participó en una reunión con la comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados federal.
Durante su participación, reprochó la falta de respuesta del gobierno del estado ante la escalada de violencia que enfrenta la sierra de Leonardo Bravo, tras la irrupción violenta de grupos de civiles armados que se asumen como policías comunitarias desde el pasado 11 de noviembre.
“Estoy muy sentido, muy afectado”, expresó Cástulo Guzmán al inicio de su participación.
Detalló que actualmente hay mil 680 víctimas de desplazamiento forzado refugiadas en el auditorio municipal de Chichihualco.
“La gobernabilidad en Guerrero se perdió y lo digo con el sentimiento que traigo de mis pueblos, de mi gente, que confiaron para que yo fuera alcalde (…). En Guerrero todo está mal”, aseveró el alcalde.
Denunció que la jornada del domingo los policías comunitarios de Tlacotepec y Eduardo Neri “balearon las casas en todos los pueblos” de la sierra de Leonardo Bravo.
“Eso es terrorismo, han tomado gente y la han colgado de los árboles, ustedes han visto los videos. Desgraciadamente el gobierno del estado no ha hecho nada”, recriminó el edil priísta.
“Por suerte”, dijo, la gente de Leonardo Bravo “no ha querido tomar las armas”. Sin embargo, advirtió que “si se cansan, mañana o pasado será demasiado tarde”.
Cástulo Guzmán aseveró que un levantamiento armado no es la solución. “Lo único que vamos a conseguir es un derramamiento de sangre y en estos tiempos, en pleno siglo XXI, sería lamentable”, apuntó.
Pero advirtió que no está en sus manos contener el cansancio de las víctimas de la violencia.
Por ello, solicitó a la presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados federal, Juanita Guerra Mena, “su apoyo inmediato para que se pronuncie” respecto a esta situación, puesto que se aproximan celebraciones y tradiciones importantes para las familias.
“Yo pediría de corazón que esta Navidad (…) Leonardo Bravo se la pasara tranquilo. Si a los municipios vecinos les gusta vivir de esa manera es su problema”, expresó.

Deja tu opinión