Ya es mucho el miedo que hay en las escuelas

El director del Centro Regional de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, Manuel Olivares Hernández, aseveró que el operativo de seguridad en las escuelas de Chilapa es “demasiado tardío”, porque el cierre de centros educativos ya es “incontrolable”.

El jueves 29 de noviembre, el gobierno del estado anunció la puesta en marcha de un operativo policiaco-militar en las escuelas de Chilapa de Álvarez, tras confirmar el cierre de 52 planteles donde los maestros sufrieron intentos de extorsión.

Cuestionado al respecto, Olivares Hernández aseveró que dicha estrategia de seguridad es “tardía”, puesto que se implementa en un momento en el que la situación resulta “incontrolable”.

Indicó que “la mayoría de las escuelas ya han parado actividades” y el cierre de centros educativos “cada día se extiende más”.

Además señaló que los padres de familia y maestros ya no confían en los operativos que implementan la Policía del Estado y el Ejército, pues estos “nunca han sido capaces de garantizar la seguridad”.

Por ello, consideró que los padres de familia no se van a arriesgar a “exponer a sus hijos” al mandarlos a la escuela.

El activista apuntó tres casos recientes en los que el Estado fue incapaz de garantizar el regreso de las víctimas de desplazamiento forzado a causa de la violencia: Tepozcuautla, Ahuihuiyuco y Tetitlán de la Lima.

Explicó que si bien algunas familias regresaron a sus casas, la mayoría no lo hizo y el gobierno del estado “dejó de darle seguimiento” a sus casos.

De acuerdo con Olivares Hernández, en Tepozcuautla y en Ahuihuiyuco las escuelas tienen cinco, siete o máximo nueve estuiantes, cuando antes tenían hasta 35.

“La deserción (escolar) está al máximo”, aseveró el defensor de derechos humanos.

Advirtió que en los próximos días incrementará el cierre de escuelas porque en las últimas horas han circulado al menos tres amenazas contra los profesores, en las que grupos delictivos les exigen la entrega de sus aguinaldos y prestaciones de fin de año.

Olivares Hernández advirtió que detrás de esas amenazas hay “una estrategia de terror para generar ingobernabilidad” al nuevo gobierno federal que encabeza el morenista Andrés Manuel López Obrador.

“Alcanzamos a percibir que se trata de generar caos a lo largo y ancho del país para que se vuelva ingobernable y que López Obrador no la tenga fácil”, aseveró.

Deja tu opinión