“No es una policía comunitaria genuina”, dice Ramón Navarrete Magdaleno

El presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), Ramón Navarrete Magdaleno, aseveró que los policías comunitarios que tomaron el control de la sierra de Leonardo Bravo son en realidad el brazo armado de un grupo del crimen organizado.

El ombudsman estatal informó que la CDHEG ha estado pendiente de la atención a las víctimas de desplazamiento forzado que se refugian en el auditorio municipal de Chichihualco.

En entrevista, Navarrete Magdaleno aseveró que los civiles armados que irrumpieron en las comunidades de la sierra de Leonardo Bravo desde el 11 de noviembre no son “policía comunitaria genuina”.

“A todas luces sabemos que son grupos delincuenciales. No es una policía comunitaria genuina, oficial. Son grupos armados que obedecen a otros intereses”, afirmó.

La declaración del ombudsman ocurre un día después de que el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, denunciara que los supuestos policías comunitarios sirven a intereses de narcotraficantes.

Navarrete Magdaleno se negó a abundar en el tema, el cual calificó como “un asunto muy complejo”.

“Valdría la pena guardar algunos datos porque intervienen otros factores que no creo prudente comentar en público”, argumentó.

Por lo pronto, dijo que la CDHEG se mantendrá atenta en la atención que reciben las víctimas de la violencia.

Deja tu opinión