Se trata del respeto a la autonomía del Poder Judicial

La dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu Salinas respaldó la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en el sentido de congelar la Ley de Remuneraciones, que establece que ningún servidor público puede ganar más dinero que el presidente de la República.
En Chilpancingo, Ruiz Massieu Salinas recordó que la postura del PRI ante dicho tema siempre fue muy clara: “Nosotros fuimos parte del grupo de senadores que presentaron la acción de inconstitucionalidad para defender la división de poderes, así como la autonomía del Poder Judicial”.
Agregó: “Pero también lo hicimos para defender a miles de trabajadores del Estado Mexicano que verían afectado su patrimonio, su bienestar y el de sus familias”.
En consecuencia, destacó que en un Estado que se precia de ser democrático, resulta indispensable respetar división de poderes y la autonomía del Poder Judicial, el cual dijo, es el árbitro del sistema constitucional que rige a los mexicanos”.
En consecuencia, destacó que el mensaje de la determinación de la SCJN ante la Ley de remuneraciones, va en el sentido de que ningún poder puede colocarse por encima de otro en el país.
La dirigente nacional del PRI, recordó que dicho instituto político ha sido consistente en sentido de exigir que haya un respeto a la ley, por eso recordó que en su momento hubo planteamientos claros respecto a las consultas populares impulsadas por el actual gobierno.
“Nosotros lo dijimos en su momento y lo sostenemos ahora; las llamadas consultas no cumplieron con ningún requisito legal ni constitucional, son ejercicios personales de democracia directa que no deben tener ninguna validez en el Estado Mexicano”.
Agregó que las consultas realizadas ya han generado la percepción negativa en la credibilidad del país, además de la confianza de los inversionistas en el país, lo que incluso puede provocar la pérdida de miles de empleos.

No hay nada más

Cuestionado al respecto, el gobernador Héctor Astudillo Flores también fijó una postura de respeto a lo establecido por la SCJN.
“Frente a lo que dice la Corte no hay nada; yo creo que todos los mexicanos estamos obligados y por supuesto, hay que tomar en cuenta los juramentos de todos los que tenemos responsabilidades públicas, se protesta cumplir con la ley y con la Constitución, parte de eso implica el acatamiento que debemos hacer ante las resoluciones de los jueces”.
En consecuencia, indicó que necesariamente se tiene que entrar en una ruta de cómo generar un reacomodo en torno al tema de la Ley de Remuneraciones, de tal suerte que será interesante observar lo que sucederá en el futuro inmediato.

Deja tu opinión