Niegan beneficiarse a costa de los productores del campo

Representantes de al menos 80 organizaciones campesinas se reunieron con diferentes fracciones parlamentarias del Congreso local para demandar un incremento a diversos programas del sector rural, este martes estarán en las inmediaciones para exigir más financiamiento público.

Los dirigentes de grupos interesados en el impulso al sector campesino, llegaron a las instalaciones del Congreso en el transcurso de la mañana, fueron atendidos inicialmente por la fracción parlamentaria del PRI y más tarde tenían agendada una reunión con la bancada del PRD.

Recordaron que antes el cierre de 2018 tuvieron la oportunidad de dialogar con los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quienes ya conocen sus inquietudes.

Edel Chona Morales, dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) formó parte de los dirigentes que este lunes estuvieron en las instalaciones del Congreso, con la intención de plantear que haya un incremento al recurso que se está destinando para Desarrollo Rural.

Entre otras cosas, manifestó que les interesa que el presupuesto 2019 para Guerrero no perjudique a programas como el de Seguridad Alimentaria (PESA) ni el de Maíz y Frijol (PIMAF), incluso los que van destinados a respaldar los proyectos impulsados por jóvenes y mujeres campesinos.

Rechazó que las organizaciones se hayan beneficiado del manejo irregular de los programas del sector, pues en el caso de PESA se utilizan tarjetas personalizadas que no se pueden manipular a discreción.
También explicó que en el caso de PIMAF, el beneficiado debe presentar su producto y tiene que someterse a un lector de retina, lo que es un mecanismo personalísimo.

“Lo cierto es que el manejo de los beneficios tiene muchos candados, con la intención de favorecer a los verdaderos productores, quienes digan que se pueden manipular es porque no conocen como se manejan”, anotó.

Anticipó que para este martes 8 de enero, cuando el Congreso sesione para retomar los trabajos suspendidos desde la madrugada del 31 de enero, habrá por lo menos 80 organizaciones campesinas en las inmediaciones del Congreso.

Aclaró que la intención es permanecer atentos a los trabajos que realice el Congreso local en el diseño del presupuesto 2019, no generar disturbios ni alterar los trabajos de los diputados.

Entre las organizaciones que este lunes acudieron al Congreso se encuentra Antorcha Campesina (AC) y la Central Campesina Independiente (CCI), que rechazan la obtención de beneficios a cambio del trabajo de los productores del campo.

Deja tu opinión