La unanimidad, consecuencia de un acuerdo que superó las posturas de carácter político

El coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso local, Héctor Apreza Patrón sostuvo que no hubo modificaciones de fondo en el proyecto de egresos 2019 que originalmente presentó el Ejecutivo local.

Para el ex titular de la Secretaría de Finanzas del Gobierno estatal, que se aprobara por unanimidad el dictamen presentado por la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública representa un hecho histórico.

Lo anterior, porque hacía muchos años que un presupuesto de egresos no alcanzaba la unanimidad entre las fuerzas políticas que tienen presencia en el Congreso.

Siempre había uno o varios votos en contra, lo que dejaba al proyecto de egresos con una voto mayoritario, pero en esta ocasión, después de nueve días de demora, el dictamen alcanzó el voto a favor de todos los representantes populares.

“Lo cierto es que todos votamos a favor del paquete fiscal, principalmente de la distribución de los gastos del Gobierno del estado, de los municipios y los órganos autónomos”, anotó.

Sostuvo que pese a las diferencias que en su momento se hicieron públicas, en este caso hubo la madurez suficiente para alcanzar el acuerdo, lo que permitió poner en el centro de las discusiones al ser humano, no a las siglas ni los postulados ideológicos o políticos.

“Escuchamos la voz de todos, el gobierno aportó toda la información que se requirió en cada momento; hicimos las aclaraciones y en algunos momentos las reasignaciones que se necesitaron, sin que se modificara la esencia del presupuesto que presentó el Ejecutivo”.

Apreza Patrón sostuvo que al final no se impuso el punto de vista solo de una fracción o representación de partido, si no que se caminó en la ruta de las Políticas Públicas contenidas en el Plan Estatal de Desarrollo.

En esa parte, recordó que el Plan Estatal de Desarrollo es producto de una consulta popular muy amplia.

Los incrementos que se registraron en e financiamiento público, destacó que se distribuyeron adecuadamente; una parte se destinó para los municipios, otra fue destinada para darle mayor certidumbre al magisterio cuyas plazas no tienen techo presupuestal, además de que se tiene más certeza en el trabajo que se desarrollará en el sector Salud.

Destacó que se permite dar continuidad a la promoción turística y respaldar al campo, además de que se tiene la confianza de que ahora el programa de fertilizante, que en 2018 representaba un gasto de mil 300 millones de pesos, será absorbido por la administración federal.

Deja tu opinión