Exponen las razones por las que huyeron de su pueblo, en Zitlala

El secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame se reunió con el grupo de familias que desde noviembre de 2018 permanecen refugiadas en la cabecera municipal de Copalillo, luego de que por miedo abandonaran sus casas en la comunidad de Tlaltempanampa, perteneciente al municipio de Copalillo.

A casi dos meses de que los desplazados llegaran hacia dicho punto ubicado en la región Norte de la entidad, el responsable de la política interna en Guerrero se presentó ante las familias afectadas por la violencia que prevalece en Zitlala.

Salazar Adame escuchó las razones que tuvieron para salir de Tlaltempanampa, además constató las precarias condiciones en que permanecen, en un campamento improvisado en la entrada de Copalillo,

Luego de conocer los testimonios, se comprometió a regresar el martes de la próxima semana, con propuestas que representen la solución definitiva al problema que enfrentan.
Anticipó que informará con detalle lo que pasa al gobernador Héctor Astudillo Flores, quien dijo, ha dado indicaciones para que se resuelva el tema.

El secretario de Gobierno estuvo acompañado por Eric Catalán Rendón, delegado del gobierno estatal en la región Norte de la entidad, con quien hizo una revisión de los apoyos que se les han proporcionado en materia de alimentos, atención médica, materiales de limpieza y de higiene personal.

En la reunión estuvo presente el alcalde Julián Castro Santos, además del presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG) y el Subsecretario de Asuntos Políticos, Martín Maldonado del Moral.

Deja tu opinión