Se trata de un derecho humano, según colectivos

Integrantes de diversos colectivos de la comunidad gay exigieron a la Comisión de Justicia del Congreso de Guerrero la aprobación del matrimonio civil igualitario en la entidad.

Los diputados integrantes de la Comisión de Justicia recibieron este miércoles a los representantes de diversas organizaciones Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBTTI), quienes plantearon la necesidad de legalizar el matrimonio civil entre parejas del mismo sexo.

El periodista y activista Igor Pettit aseveró que el matrimonio civil igualitario debe de legalizarse para otorgar certeza jurídica a las uniones homosexuales. Asimismo, afirmó que se trata de un derecho humano y por ello debe ser aprobado.

“En Guerrero necesitamos que los derechos humanos de la población LGBTTTI se reconozcan”, aseveró durante su participación.

Apuntó que en Guerrero “hay más de 300 mil homosexuales”, quienes “han sido discriminados en todas las formas posibles”.

Igor Pettit puntualizó que la legalización del matrimonio civil entre parejas del mismo sexo les permitirá heredar dinero, posesiones y bienes inmuebles a sus parejas, así como recibir “los mismos beneficios de los matrimonios tradicionales”.

Sin embargo, aclaró que la intención de los matrimonios homosexuales no tiene el objetivo de adquirir el derecho de adoptar hijos

“Nosotros tenemos la capacidad de procrear. No es adoptar lo que buscamos, es sólo la certeza jurídica de que cuando yo muera mi familia no dejará en la calle a mi pareja, a mi compañero”, precisó.

El activista sostuvo que “la humanidad le ha arrebatado muchos derechos” a los homosexuales y por ello los legisladores de Morena, quienes son mayoría en el Congreso local, “tienen la obligación de hacer valer las palabras del presidente Andrés Manuel López Obrador, de que nadie en su gobierno puede sufrir discriminación”.

“No es de que ustedes quieran. Nos tienen que dar esos derechos. Ustedes son diputados del pueblo y me representan a mí y si no están de acuerdo conmigo, lo siento mucho, porque los derechos humanos no están a discusión”, sentenció Igor Pettit.

El presidente de la Comisión de Justicia del Congreso local, Omar Jalíl Flores Majúl, le aclaró al activista que la reunión no fue para generar un compromiso con el sector, sino para garantizarles el derecho de audiencia.

“Este tema no se define aún. Los diputados estamos atentos a todas las voces porque este es un Congreso abierto”, le respondió.

Rafael Ramírez Arana, secretario de Diversidad, Igualdad e Inclusión del Comité Directivo del PRI en la Ciudad de México, exigió a los diputados locales que se aplique el estado laico.

Subrayó que el matrimonio civil igualitario ya fue avalado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y por ello “no es materia de debate, sino de aplicabilidad”.

“Los derechos se ejercen, no se consultan. Al no aprobar el matrimonio igualitario, dejan en indefensión jurídica civil a un sector de la sociedad”, apuntó.

El activista destacó que nueve estados ya avalaron el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Este derecho no afecta a nadie. Estamos en una nueva circunstancia política, una nueva etapa social. Ya estamos en 2019 y estamos obligados a ser una sociedad progresista y avanzada. Los legisladores no pueden negarnos ese derecho”, insistió Ramírez Arana.

El presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), Ramón Navarrete Magdaleno, aplaudió la lucha histórica de la comunidad LGBTTTI en pro del reconocimiento de sus derechos.

Sin embargo, advirtió que los legisladores no pueden “cerrar la puerta a las demás opiniones de la sociedad, pues esa pluralidad de opiniones y posturas van a enriquecer la discusión”.

El vicepresidente del Consejo Estatal de la Diversidad Sexual, José Luis Silva, aclaró que la pretensión de la comunidad gay no es contraer matrimonio religioso, sino civil.

El diputado local por Morena, Servando de Jesús Salgado Guzmán, reconoció la legitimidad de la demanda de los grupos de la diversidad sexual, pero subrayó que es necesario “escuchar a todos” para no emitir un dictamen que violente los derechos de terceras personas, en referencia a la posibilidad de que los matrimonios homosexuales adopten hijos.

El legislador Moisés Reyes Sandoval manifestó su respaldo a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, bajo el argumento de que “este es un tema jurídico y no político ni religioso”.

Deja tu opinión