Más de la mitad han dejado el pueblo, dice alcalde

Acapulco, Gro. – Ante el temor de que regresen el grupo criminal de “Los Cuernudos”, más de 300 familias huyeron de la cabecera municipal de Coahuyautla, región de la Costa Grande.

Aseguran que el miedo de los pobladores es porque no hay una respuesta ni del gobierno federal ni estatal en el sentido de que vaya a permanecer la Marina, Ejército Mexicano y Policía Estatal, en la cabecera municipal.

El alcalde de MORENA, Rafael Martínez Morales, asegura que la gente esta huyendo de la comunidad.

Muchos lo hicieron con destino a Michoacán, otros a las ciudades de Zihuatanejo, Petatlán y hasta Uruapan, entre otras.

“Yo siento que más de la mitad, se han ido. El pueblo se está quedando solo, solo, y la gente tiene la esperanza de que haya seguridad permanente, pues muchos al salir dejaron sus pertenencias y su ganado.

“Hay gente que tiene la maleta hecha y se siguen saliendo, y me llaman para preguntarme que está pasando (…), yo ando fueran buscando que me apoyen, yo soy el peor afectado por las amenazas, las emboscadas, diario me mandan gente
para amenazarme y no puedo estar así, parezco delincuente huyendo”, dice el alcalde Rafael Martínez.

Entrevistado telefónicamente, reveló a Interactuando qué desde hace diez años, la mayoría de los integrantes del grupo criminal
“Los Cuernudos”, vivieron del presupuesto, y sostuvo que el trabajara para el pueblo.

Explica que los integrantes del grupo delictivo “Los Cuernudos”, lo lidera Flavio Delgado, y su hijo es Marco Delgado, así como “El Gato” y “Machay”, son los que andan saqueando y violando gente.

El pasado lunes, los integrantes de este grupo delictivo, irrumpió en la cabecera municipal de Coahuayutla, dejando una menor herida por disparo de arma de grueso calibre, la cual permanece hospitalizada.

“Los Cuernudos”, ese lunes saquearon casas, comercios y balearon domicilios, vehículos y se encontraron una docena de unidades vehiculares con reporte de robo, y hasta objetos robados.

Tras lo anterior, efectivos de la Marina Armada de México, Ejercito Mexicano y Policía Estatal del Grupo Jaguar, fue desplegado en la zona y esa misma tarde se logró recuperar los objetos y hasta juguetes que habían sido robados.

Deja tu opinión