Ante la incidencia delictiva registrada en el arranque de 2019

La Iglesia Católica, organizaciones de laicos, grupos pro familia y estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa convocaron a la sociedad a participar en una marcha por la paz.

De acuerdo con reportes periodísticos, alrededor de 50 personas fueron asesinadas en Guerrero durante los primeros nueve días de 2019; la mayoría de los crímenes fueron perpetrados en el puerto de Acapulco.

Ante esta escalada de violencia, las organizaciones que forman parte del Comité para la Construcción de la Cultura de la Paz en Guerrero anunciaron una movilización en Chilpancingo para el sábado 12 de enero.

El líder estatal de la Unión Nacional de Padres de Familia, David Tapia Bravo, advirtió que el país, pero principalmente Guerrero, enfrentan «una situación difícil» en materia de seguridad.

«Por eso estamos invitando a la ciudadanía para organizarse y luchar por la paz. Esa es la lucha que vamos a hacer», expresó durante la conferencia de prensa en la que también participaron estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa y el ex director de la normal José Luis Hernández.

Aclaró que no exigirán paz a las autoridades estatales, sino que harán un llamado para que todos los sectores, incluso los grupos delictivos, «aporten para conseguir la paz en el el estado».

También anunciaron la participación del obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, quien en los últimos meses ha sostenido reuniones con los líderes de grupos delictivos para lograr pactos de paz.

La movilización iniciará a las 10 de la mañana desde el parque Margarita Maza de Juárez, al norte de la ciudad y avanzará por la avenida Insurgentes para concluir en el zócalo.

El Comité para la Construcción de la Cultura de la Paz en Guerrero está conformado por el Frente Nacional por la Familia (FNF), la Red Guerrero por la Vida (Red Grovida), la Unión Nacional de Padres de Familia, la Red Familia y la Organización de las Américas para la Ética y la Paz.

Deja tu opinión