Integrantes de la IV Caravana Nacional de Búsqueda de personas reprocharon la falta de apoyo por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Procuraduría General de la República (PGR).

En el segundo día de actividades en Chilpancingo, Juan Carlos Portillo, integrante de la IV Caravana reprochó que las autoridades encargadas de realizar los trabajos de extracción de restos encontrados en fosas clandestinas no hagan su trabajo hasta agotar toda posibilidad de encontrar cadáveres.

Citó el caso de Chilpancingo durante la jornada del lunes 29 de enero, cuando en las inmediaciones de la colonia Terrazas de Chilpancingo se encontró una osamenta completa, en un lugar en el que ya se habían localizado otros restos y que en consecuencia, se consideraba como un espacio ya revisado.

Ese hallazgo, de acuerdo con Carlos Portillo, es una muestra de que tiene sustento el planteamiento hecho por los familiares de personas desaparecidas, en el sentido de que se tiene que repetir la revisión en todos los puntos que tanto las fiscalías locales como la PGR ya consideran como revisadas.

Lo que pasó en Chilpancingo se ha vivido en otras partes del estado y del país, lo que impide que muchas familias puedan recuperar lo que queda en algún lugar de sus seres queridos no localizados.

La mañana del martes, los trabajos de búsqueda comenzaron con varias horas de retraso, ya que el personal especializado de la FGE solicitó que se les diera un espacio de descanso, puesto que la revisión de la fosa clandestina de la colonia Terrazas terminó hasta entrada la madrugada del mismo día.

Deja tu opinión