Rey David Hernández Flores fue atacado por un grupo de hombres armados, cuando atendía un puesto de comida

Una trabajadora de la FGE resultó con heridas de bala

El policía ministerial incapacitado, Rey David Hernández Flores -preso durante casi dos años por el asesinato de dos estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, en diciembre de 2011-, murió al ser tacado a balazos frente a la entrada principal de la Fiscalía General del Estado (FGE).

En la agresión, una trabajadora de la FGE resultó con heridas de bala, razón por la que se le hospitalizó de urgencia.

De acuerdo con con testigos, el ataque armado se registró alrededor de las 11:00 horas del miércoles 9 de enero, frente a la pluma de acceso al edificio que resguarda las oficinas de la FGE, sobre los carriles sur-norte del paseo Alejandro Cervantes Delgado, en la parte sur de la capital del estado.

El ataque se cometió en un área en la que se ubican varias fonditas, una de ella atendida por Hernández Flores, quien actualmente se encontraba con incapacidad definitiva, debido a lesiones provocadas en el desempeño de sus funciones policiales.

El saldo que reportaron inicialmente las corporaciones fue de dos personas con heridas de bala; una mujer de la que solo se sabe que es trabajadora de la FGE y el policía ministerial antes mencionado.

Al lugar se movilizaron elementos de la Policía del Estado, los que realizaron el acordonamiento del área para permitir el trabajo de los peritos de la FGE.

Posteriormente se incorporó personal de la Policía Militar.

Por el hecho no se reportaron detenciones, tampoco se tiene el detalle de si el ataque fue cometido por una o varias personas.

Rey David Hernández fue captado por diversos medios de comunicación apuntando un rifle R-15 en contra de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa durante la mañana del 12 de diciembre de 2011, cuando fueron asesinados los jóvenes Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús.

Estuvo preso durante casi dos años, en abril de 2013, cuando recuperó su libertad por falta de elementos, hizo un llamado a los familiares de los normalistas caídos para que exigieran que las investigaciones sobre el desalojo llegaran a los verdaderos responsables del hecho, pues con su liberación no quedaba ninguna persona procesada.

El vocero en seguridad del gobierno de Guerrero, Roberto Álvarez Heredia confirmó que Hernández Flores murió cuando era trasladado hacia un hospital, a consecuencia de los impactos de bala que recibió en diferentes partes del cuerpo.

En el punto en que se generó el atentado, los peritos de la FGE recuperaron por lo menos 17 cartuchos percutidos.

De acuerdo con las primeras versiones que hay sobre el hecho, Rey David fue sorprendido por al menos cuatro hombres que se encontraban comiendo en una fonda cercana a la que atendía, ellos se incorporaron de improvisto y lo balearon aprovechando el factor sorpresa.
Hasta el momento no hay personas detenidas.

Deja tu opinión