Pobladores del Ocotito acuerdan vender 15 mil litros de gasolina producto del huachicol

0
44

También sancionarán en el pueblo a los ladrones de hidrobraburo

En una asamblea comunitaria, habitantes del Ocotito, municipio de Chilpancingo acordaron vender los más de 15 mil litros que desde la noche del 12 de enero fueron asegurados a dos presuntos huachicoleros, los que también serán sancionados con base a los usos y costumbres de la localidad.
Durante la jornada del domingo 20 de enero, los pobladores solicitaron por diferentes medios, que el gobierno federal se hiciera responsable de casi 15 mil litros de gasolina que fueron asegurados la noche del 13 de enero pasado, pues temían que en cualquier momento se provocara una gran explosión en el lugar.
Lo anterior, porque el combustible asegurado permanecía en la plaza central de la localidad, casi a la intemperie.
La noche del 12 de enero del presente año, integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) detuvieron a un presunto grupo de huachicoleros, a los que sorprendieron cuando ordeñaban una pipa distribuidora de gasolina.
Tras una persecución que se prolongó hacia la ciudad industrial, los policías ciudadanos lograron la detención de dos personas, quienes tenían en su poder al menos 4 mil litros de gasolina que trasladaban en garrafas y bidones montados sobre un par de camionetas.
Los detenidos proporcionaron la información necesaria para ubicar una bodega clandestina en la comunidad de Buena Vista de la Salud, en donde había por lo menos 9 mil litros de gasolina guardada sin las condiciones mínimas de seguridad.
David Barrientos, comandante de la Policía Ciudadana de la UPOEG en El Ocotito, confirmó que además del combustible se aseguraron a los dos presuntos huachicoleros junto con dos empleados de seguridad privada, que se encontraban en el acceso de la zona industrial, a los que acusaron de actuar como cómplices al facilitarles el paso.
Los detenidos, sus vehículos y las armas fueron presentados junto con los bidones de gasolina en una asamblea comunitaria celebrada en la explanada del ocotito.
Desde ese momento, hicieron un llamado a las autoridades, tanto estatales como federales para que se hicieran responsable de lo asegurado.
Pidieron que particularmente se apresuraran a retirar los casi 15 mil litros de gasolina que tienen prácticamente a la intemperie, por el peligro que representa para la población.
El viernes 18 de enero hubo una petición por escrito a Petróleos Mexicanos, a la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, solicitando que se tomen las medidas adecuadas para el traslado de los miles de litros de gasolina.
Tras la explosión ocurrida en Tlahuelilpan, en el estado de Hidalgo, al conocer el saldo de casi 80 personas muertas, los pobladores del Ocotito hicieron un llamado a sus representantes comunitarios para que desactiven lo que representa un evidente factor de riesgo.
Este domingo las asambleas entre los pobladores se intensificaron, pues los pobladores manifestaron el temor fundado de que en el Ocotito se presentara una situación similar a lo sucedido en Hidalgo.
A mano alzada, de manera unánime resolvieron vender el combustible, toda vez que nunca recibieron una respuesta concreta por parte de las autoridades federales, a las que durante varios días les pidieron que se presentaran para hacerse cargo del hidrocarburo.
La medida se adoptó para deshacerse de un claro factor de riesgo, pero también para permitir que la venta del combustible genere un beneficio para la localidad.
En la misma reunión se acordó sancionar de manera interna a las personas que fueron detenidas y señaladas como presuntos huachicoleros, ya que tampoco hubo autoridades que se presentaran para iniciar el procedimiento correspondiente.

Deja tu opinión