En Xicotlán mantienen retenidos a policías preventivos y supuestos “ardillos”

Tras la retención del jefe de la policía de Chilapa, Juan Carlos Jiménez Chino junto con seis elementos, además de tres presuntos integrantes de los “Ardillos”, dos grupos antagónicos de civiles armados amagan con enfrentarse en la comunidad de Xicotlán, en la Montaña baja de Guerrero.

De acuerdo con un comandante regional de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), alrededor de las 14:00 horas del domingo, el señor Isaías Pozotempa Silverio y su hijo del mismo nombre, junto con otro joven circulaban en la comunidad de Atzacoaloya, a bordo de una camioneta color blanca de doble cabina, habilitada para dar el servicio de transporte público.

La unidad tiene como razón social Lobotepetl en líneas color negro y verde, la autodefensa reconoció los tres son promotores de la CRAC en la comunidad en que se registró la privación de la libertad.

Policías comunitarios de Tula dieron a conocer que el señor Isaías y su hijo fueron interceptados por un grupo de hombres armados, entre los que identificaron a Nicanor Luna Gaspar; Tranquilino Palatzin Tranquero, Rufino Virginio Hernández, Vicente Tapia Cruzillo, Victorino Villalba Celedonio y Noé Luna Ramírez.

Ellos se llevaron a padre e hijo con rumbo desconocido, lo que movilizó a las comunidades en que tiene presencia la CRAC.

Más tarde, integrantes de la CRAC en Xicotlán, municipio de Chilapa reportaron la ubicación de tres integrantes del grupo que detuvo al señor Isaías y su hijo, siendo estos Tranquilino Palatzin Tranquero, Nicanor Luna Gaspar y Vicente Tapia Trucillo.

Ellos iban a bordo de las patrullas 02 y 025 de la Policía Preventiva de Chilapa, resguardados por siete elementos, entre ellos el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), Juan Carlos Jiménez Chino.

Los demás elementos detenidos son Norberto Jiménez Nava, padre del titular de la SSPM; Alfonso Bello Sánchez, Antonio Brígido Tapia, Jaime Avilés Aparicio, Valentín Mateo Tapia y Cristino Colibrí Capilla.

La coordinación de la CRAC en Xicotlán solicitó la presencia de funcionarios del gobierno federal y del Ejército Mexicano en la comunidad de referencia, para plantearles la liberación de los tres presuntos delincuentes y de los siete policías municipales de Chilapa a cambio del señor Isaías Pozotempa Silverio y su hijo.

Los coordinadores de la CRAC en la parte baja de la Montaña sostienen que los civiles retenidos participaron activamente en los enfrentamientos del domingo 27 de enero, en las comunidades de Rincón de Chautla y Zacapexco, cuyo saldo fue de doce personas muertas y tres heridos, razón por la que piden, se proceda legalmente en su contra.

Conforman la retención del mando policíaco de Chilapa

El vocero en Seguridad del Gobierno estatal, Roberto Alvarez Heredia confirmó que entre los policías preventivos retenidos en la comunidad de Xicotlán está Juan Carlos Jiménez Chino, actual Secretario de Seguridad Pública de Chilapa.

Vía telefónica, Álvarez Heredia confirmó la retención de los siete policías preventivos en la comunidad de Xicotlán, sobre la carretera que comunica a Chilapa con Hueycantenango, en la Montaña baja de Guerrero.

El comandante regional de la CRAC en Xicotlán se negó a dar a conocer su identidad, pero sostuvo que lo único que reclaman es la liberación con vida de sus tres compañeros de Atzacoaloya.

Explicó que detuvieron las patrullas, porque se percataron de que en ellas Iban Tranquilino Palatzin Tranquero y dos dirigentes de Comunitarios por la Paz, a grupo que identifican como parte del crimen organizado, no como autodefensa popular.

Riesgo de enfrentamiento

Xicotlán se encuentra en la ruta que va de Atzacoaloya y Hueycantenango, cerca de la comunidad de Rincon de Chautla, donde la jornada del domingo 27 de enero hubo un enfrentamiento con el saldo de doce personas muertas.

Mientras los comunitarios de Xicotlán permanecen parapetados en puestos de vigilancia levantados a base de piedra, una cantidad importante de civiles armados se mantiene a la expectativa en el crucero que va hacia El jaguey.

Sobre la carretera que lleva hacia los límites entre Chilapa y Quechultenango, a la distancia se puede observar una larga fila de vehículos, entre unidades tipo urvan y camionetas de carga.

Los habitantes de Xicotlán advierten que se necesita la presencia en el lugar de la Policía del Estado y del Ejército Mexicano, con la intención de evitar una confrontación mayor.

Deja tu opinión