Ante el titular de la FGE, los llaman feminicidios no reconocidos oficialmente

Luego de marchar, irrumpir en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) y bloquear la Autopista del Sol, activistas de por lo menos 30 colectivos lograron que el fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila las atendiera, a quien le solicitaron de manera directa el esclarecimiento de por lo menos 200 feminicidios no reconocidos oficialmente.

Desde las 11:00 horas, activistas de diferentes organizaciones que aglutinan a mujeres de las siete regiones, iniciaron una marcha en el sector norte de la capital de Guerrero.

Caminaron sobre avenidas como Insurgentes, Benito Juárez, Ignacio Ramírez, Lázaro Cárdenas y tomaron las laterales del bulevar Vicente Guerrero, hasta llegar al edificio que alberga las instalaciones de la FGE, en la parte sur de la capital de Guerrero.

En dicho lugar, exigieron que las atendiera el titular de la FGE Jorge Zuriel de los Santos Barilla, quien no se encontraba en el lugar al momento en que arribaron.

Molestas por la ausencia del fiscal se metieron por la fuerza hasta el área del estacionamiento y llegaron hasta la puerta de acceso que resguarda la dependencia, donde un vice fiscal salió para decirles que su titular no se encontraba, aunque tomó nota de sus inquietudes.

Las activistas reclamaban información sobre los avances que guardan las carpetas de investigación relacionadas con los feminicidios que se han registrado en la entidad, pero que reprocharon, no se reconocen oficialmente.

Al no tener la información requerida, optaron por moverse hacia el punto conocido como el Parador del Marqués y bloquear los cuatro carriles de la Autopista del Sol, para así ejercer presión sobre las autoridades.

Dialogo en la carretera bloqueada

Las manifestantes tenían cerca de 40 minutos en el control de la carretera cuando al lugar llegó el titular de la FGE, Jorge Zuriel de los Santos, quien se ofreció a dialogar con ellas.
De los Santos Barrila fue recibido con gritos de “¡ni una más!” en alusión a la cantidad de homicidios dolosos que se han registrado en contra de mujeres en la entidad.

En medio de reclamos, activistas como Emma Cerón entregaron un pliego petitorio, en el cual se hace mención de la existencia de carpetas de investigación que no han recibido el seguimiento correspondiente.

Entre otras cosas, reprocharon que en ciudades como Chilpancingo, Acapulco e Iguala se han generado asesinatos, además de actos de privación de la libertad en contra de menores de edad.

“En enero, en las cifras oficiales nos reportaron cero feminicidios, pero sabemos que hay más de 200 mujeres asesinadas en Guerrero y no podemos seguir así, tienen que resolver esta situación, no podemos recibir solo largas, no podemos perder más niñas ni más madres asesinadas”, le reprocharon.

Una mujer de aproximados 60 años, quien se identificó como María le señaló que tiene un hijo asesinado, otro desaparecido y dos nietos en la orfandad.

“Yo no he presentado denuncias penales, solo quiero que me devuelvan al hijo que me desaparecieron y que me apoyen a los nietos que se quedaron sin padres”, dijo la mujer agraviada.

El fiscal ofreció tratar el tema en su oficina, para conocer los detalles y poder hacer lo que esté en el ámbito de sus posibilidades.

Otra activista, Wendy Alanís habló a nombre de las mujeres que son victimas de ataques sexuales, a las que dijo, en las agencias del Ministerio Público, lejos de atender correctamente se les convierte en objeto de burla.

La señora Alanís solicitó al titular de la FGE que se tomen las medidas encaminadas a sancionar con el despido a todo aquel funcionario que se burle de las mujeres que son víctimas de ataques sexuales.

El fiscal ofreció una mesa de trabajo en las instalaciones de la FGE, se disculpó por no estar en la oficina en el momento en que ellas ingresaron, pero ratificó la decisión de dialogar, lo que fue aceptado por las manifestantes.

Deja tu opinión