El domingo, el frente bajaría todos sus “recursos humanos” de la Sierra

El Frente Unido de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero dictó un plazo de 72 horas a las autoridades para desarmar y expulsar de Xaltianguis a la Policía Ciudadana de la UPOEG; caso contrario, advirtieron que irrumpirán en esa comunidad de la zona rural de Acapulco para “exterminarlos”.

Vía comunicado, el Frente Unido afirmó que la población de Xaltianguis pidió su intervención con el objetivo de liberarse de la Policía Ciudadana de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

Por ello, anunciaron que implementarán “acciones concretas para expulsar o exterminar” a los policías de la UPOEG, a quienes se refirieron como “criminales”.

El Frente Unido de Comunitarias fijó un plazo de 72 horas para que las autoridades correspondientes desarmen y expulsen de Xaltianguis a los policías de la UPOEG.

Advirtieron que “de no ver interés” por parte de las autoridades dentro de las próximas 72 horas, movilizarán a sus policías comunitarios hacia esa comunidad de Acapulco.

El Frente de Comunitarias justificó dicha intervención bajo el argumento de una escalada de violencia en Xaltianguis provocada por la UPOEG.

Incluso condenaron los enfrentamientos ocurridos la noche del 02 de marzo.

El tiroteo ocurrió en la fiesta familiar de un integrante de la UPOEG, Hipólito García, a donde presuntamente llegaron pistoleros del grupo delictivo Los Dumbos, el cual se dedica al robo de gasolina en la Autopista del Sol.

Derivado de este hecho la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, confirmó la existencia del grupo delictivo Los Dumbos en la comunidad de Xaltianguis.

El Frente de Comunitarias salió en defensa de los presuntos criminales y se refirió a ellos como policías comunitarios.

De acuerdo con su comunicado, los hechos violentos del 02 de marzo provocaron el desplazamiento forzado de 50 familias de Xaltianguis.

Este jueves la UPOEG cateó una de las viviendas desocupadas, donde encontraron al menos seis animales exóticos que presuntamente pertenecían a un integrante de Los Dumbos: tres pavorreales, dos boas, un venado cola blanca y un cocodrilo que fueron entregados a la Procuraduría Federaral de Protección al Ambiente (Profepa).

El comisario de la comunidad, Luis Loeza Hipólito, confirmó que hay un león que estaba en cautivero en dicha vivienda y que fue liberado por los criminales antes de huir.

El Frente de Comunitarias no fijó postura respecto a este hallazgo.

En cambio, demandaron que las autoridades ejecuten las órdenes de aprehensión que presuntamente existen contra el dirigente de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio y contra el comandante regional Ernesto Gallardo Grande.

También demandaron que la UPOEG de Xaltianguis sea desarmada y expulsada de dicha comunidad para que los desplazados (presuntos integrantes de Los Dumbos) puedan regresar a sus hogares.

Deja tu opinión