Los empistolados iban liderados por el comisario de Rancho Viejo, por incumplimientos de la Secretaría de Educación

La mañana del jueves, un grupo de diez hombres armados encabezados por el comisario de la comunidad de Rancho Viejo, municipio de Tlacoachistlauaca, irrumpió en las instalaciones del ayuntamiento para llevarse por la fuerza a un regidor y dos funcionarios de primer nivel, a partir del incumplimiento de compromisos por parte de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG).

En las instalaciones del Congreso local, la diputada por Morena, Nilsan Hilario Mendoza denunció lo sucedido la mañana del 28 de marzo en la cabecera municipal de Tlacoachistlahuaca, en la región de la Costa Chica.

La representante popular explicó que el alcalde Basilio Florentino Díaz le informó que alrededor de las 09:30 horas, el comisario de Rancho Nuevo, Pablo Ramírez de los Santos irrumpió en las instalaciones del ayuntamiento acompañado de diez hombres armados, para tomar cautivos a los ciudadanos Manuel López Ramírez, Librado Ruiz De la Cruz y Julio Morales Martínez, quienes se desempeñan como regidor de Obras Públicas, secretario general y tesorero del municipio.

La causa de la irrupción y de la privación de la libertad, de acuerdo con la representante popular, es el incumplimiento de un compromiso establecido entre la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) y los habitantes de Rancho Viejo, en el sentido de contratar a cinco profesores, pero de los que solamente han llegado tres.

Ante el incumplimiento de la SEG, la diputada Hilario Mendoza solicitó la intervención del gobernador Héctor Astudillo Flores, para que propicie el cumplimiento de los acuerdos y los funcionarios sean liberados.

Lo anterior, con el ánimo de evitar que en Rancho Viejo se desate una tragedia, pues de acuerdo con la diputada local, la posibilidad de que el conflicto crezca es real.

Deja tu opinión