El alcalde anticipa la recuperación de los espacios públicos, pero sin agudizar el desempleo

Una vez que los vendedores de fritangas regresaron al centro de la ciudad, donde no se les permitió instalarse la jornada del martes, el alcalde Antonio Gaspar Beltrán aclaró que se buscan alternativas para que puedan mantener su actividad productiva, pero sin ocupar los espacios públicos que la sociedad reclama,

En las instalaciones del Congreso local, el primer edil capitalino precisó que al despliegue policíaco instrumentado para evitar la instalación de los puestos de gorditas, sopes y esquites, se le puede considerar como un acto de autoridad, que lleva implícito el mensaje de que se busca recuperar los espacios que son para el uso y disfrute de la sociedad.

Sin embargo, indicó que no caerá en el extremo del autoritarismo, razón por la que optó por sentarse a dialogar con los ambulantes, para darles a conocer el interés de reubicarlos.

“Nosotros no vamos a interrumpir la actividad económica que durante muchos años han realizado y que les permite llevar el sustento a sus familias”, apuntó.

En la reunión que sostuvo el martes con los comerciantes, dijo que se expuso a los ambulantes la postura de rescatar los espacios públicos, pero también que no se les va a dejar en el abandono y lejos de eso, se les ofrecerán lugares en los que puedan trabajar.

Para generar alternativas, indicó que se tiene al personal de Gobernación municipal trabajando, al igual que a Desarrollo Urbano, de tal manera que en los próximos días se sostendrán mesas de trabajo para darles a conocer algunas propuestas.

Gaspar Beltrán explicó que está en proceso de elaboración un padrón que integre a todos los vendedores que han desarrollado su actividad cotidiana en el centro, para conocer quienes y cuantos son, pues se han detectado algunos casos en que los que están en los puestos son empleados de otras personas.

“Lo que ocurre ahí, es que alguien los contrata para que ejerzan ese servicio, cuando recorrí la zona me percaté del incremento que hay en ese ramo, de vendedores ambulantes y como lo he dicho, es una muestra muy clara de la falta de empleo que hay en Chilpancingo”, anotó.

Anticipó que en las mesas de trabajo que realizará con los ambulantes se pretende la incorporación de representantes del gobierno del estado y de la federación, con la certeza de que se deben generar alternativas para esas personas, generando orden pero sin agudizar el desempleo.

Como una forma de fijar postura ante el ambulantaje, recordó que en el inicio de su administración decidió no cobrar a los ambulantes el derecho de piso, pues esa era una forma de validar su presencia y reconociéndoles derechos.

Entre las propuestas que se están considerando, destacó la alternativa que representan los mercados sobre ruedas, para que se acerquen a las colonias más alejadas, incluso la organización de ferias populares para reactivar la economía en zonas que en estos momentos lo necesitan

Deja tu opinión