Texto íntegro del mensaje enviado la mañana del miércoles 13 de marzo.

Exijo se respete a la Comisión de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de la LXII Legislatura por parte de los convocantes al Foro «Chilpancingo, Plan Director de Desarrollo Urbano: una visión hacia el futuro»; lamento y rechazo que se utilice de manera oportunista éste órgano del Congreso.

Me deslindo del evento por no haberse acordado al seno de la Comisión de la cual soy Secretario, y doy testimonio que en ninguna de sus sesiones se abordó dicho asunto.

Discutir los temas del desarrollo urbano de la capital del Estado, no puede ser producto de la ocurrencia de un Legislador o Legisladora, cuando alguno de ellos incluso, no formen parte de esta comisión, lo cual denota en el mejor de los casos, una lamentable improvisación, y en el peor de ellos, constituye una intromisión en la vida del Congreso con un sesgo partidista.

La Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado núm. 231, en su ARTÍCULO 174. Las Comisiones para el desempeño de sus funciones, tendrán las atribuciones generales siguientes: XI. Realizar consultas y audiencias, en la sede legislativa o fuera de ella, relacionadas con las materias de su competencia.

Si bien es cierto que cada Diputado es gestor y promotor del pueblo guerrerense, y que la misma ley nos obliga a auxiliar a los representados en sus demandas sociales y en los asuntos de interés general, a fin de lograr una oportuna solución, también lo es, que debemos ser respetuosos del ámbito de atribuciones al seno del Congreso del Estado.

Ahora bien, no se descalifica la actuación de la compañera Diputada Norma Otilia Hernández Martínez, en el sentido de querer contribuir de buena fé en la participación para el desarrollo urbano de nuestra Capital, pero sí debemos enfatizar en que debemos ser respetuosos de la legalidad, y para ello NO se deben utilizar indebidamente a las Comisiones Legislativas a mera voluntad o a título personal; no estamos en tiempos electorales, no es correcto manipular la información y convocar a los ciudadanos ni a organizaciones sociales en beneficio propio, si queremos abonar al fortalecimiento de nuestro Estado en materia de obras y proyectos que beneficien a los guerrerenses, es actuando de manera respetuosa, solidaria y observando los principios de legalidad, todo ejercicio de autoridad debe estar dentro del marco de sus atribuciones; es por ello que, como integrante de esta Comisión de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, soy enfático al señalar que no me prestare a este tipo de actos que sólo tienen un fin mediático.

Asimismo, hago un extrañamiento a la utilización de la oficina y trabajadores de Comunicación Social del Congreso para presentar dicho evento como una actividad de la comisión de la cual soy Secretario.

Estoy claro que “partidizar” el desarrollo de nuestra capital no puede considerarse una conducta democrática y mucho menos, de respeto a la LXII Legislatura.

Como Legislador y como chilpancinguense, aportaré dentro de los cauces institucionales, mi mejor esfuerzo para que la capital del Estado, sea un mejor lugar para vivir.

Atentamente
Dip. Alberto Catalán Bastida

Deja tu opinión