No está en duda su condición laboral, todos deben recibir su ingreso

El secretario general de la sección XIV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Javier San Martín Jaramillo, insistió en la necesidad de que se realice cuanto antes el trabajo de conciliación de los 5 mil 743 plazas que todavía no se han incorporado al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa (FONE), para que ya no tengan ningún tipo de incertidumbre respecto al pago de sus salarios.

Acompañado de Dagoberto Limones López, representante en Guerrero de la dirigencia nacional del SNTE, el secretario general de la sección XIV, indicó que a partir de que se pagó la segunda quincena de marzo, comenzó la cuenta regresiva para definir al pago de la primera quincena de abril.

La postura del sindicato, indicó que va en el sentido de garantizar la cobertura de los salarios correspondientes a los 5 mil 743 trabajadores que no se han incorporado al FONE, dado que se trata de personas que diariamente cumplen con una función específica en el sector educativo.

Indicó que si bien no todos son docentes, la gran mayoría de los no FONE están incorporados en el nivel básico y un segmento minoritario en el nivel medio superior, principalmente en las escuelas normales.

Recordó que a partir de que el gobierno de Guerrero manifestó que ya no estaba en condiciones de aportar recursos para garantizar el pago de los trabajadores que no tienen techo presupuestal en la federación, la dirigencia del SNTE se dio a la tarea de reunirse con el oficial mayor de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en la ruta de resolver administrativamente todo lo que está pendiente.

“Estamos seguros de que todos tienen que ser conciliados en el FONE para que no tengan nada de incertidumbre, eso es lo que nos ha llevado a estar de manera permanente involucrados en mesas de trabajo, para que la conciliación sea lo más rápido posible”, anotó.

San Martín Jaramillo expresó que independientemente de las tendencias ideológicas que existen al interior del gremio, los 5 mil 743 no FONE son agremiados al SNTE, de tal suerte que la relación de todos se debe regularizar.

Insistió: “Cada uno de ellos cumplen cada día, hoy de ninguna manera está en tela de juicio si los compañeros son o no trabajadores regulares, todos tienen una clave presupuestal y lo que falta es resolver una medida administrativa”.

Deja tu opinión