Pese al amago de que el domingo incursionaran en Xaltianguis

El fundador y vocero de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, dijo que la organización no entrará en confrontación con el Frente Unido de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero, a pesar de los amagos y amenazas de ese grupo.

La noche del jueves, el Frente Unido difundió un comunicado en el que dictó un plazo de 72 horas a las autoridades para desarmar a la Policía Ciudadana de la UPOEG en Xaltianguis, comunidad ubicada en la zona rural de Acapulco.

Advirtieron que si el desarme no ocurría, ellos mismos irrumpirían en el pueblo para «exterminar» a los policías ciudadanos.

Cuestionado al respecto, Plácido Valerio se negó a responder a los amagos del Frente Unido de Policías Comunitarias.

«No hay necesidad. El proyecto de la UPOEG no es estarse confrontando con gente que a fuerzas quiere pelear con balas», apuntó el líder indígena.

Subrayó que el objetivo de la UPOEG es «fortalecer el tejido social» a través de la asamblea comunitaria.

Por ello, dijo que la organización «no se detendrá a pelear» con un grupo que «quiere pelear con todo mundo».

En su comunicado, el Frente Unido de Policías Comunitarias responsabilizó a la UPOEG del desplazamiento forzado de 50 familias en Xaltianguis.

Al respecto, Plácido Valerio exigió que «investiguen» quienes son las supuestas víctimas.

Además, el líder de la UPOEG subrayó que los comunitarios del Frente Unido desplazaron a más de 2 mil 500 personas de diversas comunidades de la sierra de Leonardo Bravo desde el mes de noviembre.

Por ello, insistió en que los líderes del Frente Unido «hablan sin fundamento ni sentido social», ya que dicho grupo de comunitarios «no tienen respaldo de la población».

Indicó que este viernes los pobladores de Xaltianguis realizaron una asamblea para organizarse y definir el rumbo que tomarán en materia de seguridad, de tal manera que «ningún delincuente los tema sometidos».

«Eso es lo importante, que la población discuta, analice y decida para que no sea víctima de ningún tipo de sometimiento, ni por los delincuentes, ni del divisionismo. Ellos tienen que organizarse y empoderarse de su destino. Nadie los debe someter ni condicionar», apuntó Plácido Valerio.

Deja tu opinión