Por el retraso en la distribución del fertilizante

El dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Evencio Romero Sotelo, advirtió que el ciclo agrícola se encuentra en riesgo porque el gobierno federal lleva cuatro meses de retraso en la entrega del fertilizante.

Romero Sotelo encabezó este miércoles un acto conmemorativo en el monumento a Emiliano Zapata, para conmemorar 100 años de su muerte.

En entrevista al término del evento, alertó que podría desencadenarse una “escasez enorme en la producción de maíz por la irresponsabilidad del gobierno federal”.

“Hoy nos preocupa mucho que estamos a 10 de abril, a unos 10 o 15 días de que empiece la temporada de lluvias y es la fecha que no hay un solo bulto de fertilizante del gobierno federal en Guerrero”, expuso.

El dirigente campesino indicó que Guerrero requiere de 280 mil toneladas de fertilizante para la producción de granos básicos.

Recordó que en los tres años de gobierno de Héctor Astudillo Flores, el fertilizante se comenzó a entregar desde el mes de enero y para estas alturas “ya estaba en la parcela, nada más esperando que cayera el agua”.

Sin embargo, el gobierno federal absorbió por completo el programa, publicó con retraso las reglas de operación y creó nuevos lineamientos que resultan costosos e incluso imposibles de cumplir para los campesinos, como la entrega de actas notariadas sobre la propiedad de las parcelas en las que siembran.

Esta situación ha provocado un retraso de cuatro meses en la distribución del fertilizante y de acuerdo con Romero Sotelo, apenas la mitad de los campesinos se ha podido inscribir al programa, el cual cierra ventanilla a finales de este mes.

“Ahorita el fertilizante no está en ningún centro de acopio de los 81 municipios. Hay mucha traba para registrar a los campesinos. Se puede venir una escasez enorme de producción de maíz por la irresponsabilidad del gobierno federal”, alertó.

Aseveró que el gobernador Héctor Astudillo Flores “pavimentó el camino para que el programa funcionara y caminara bien, pero resulta que quienes están operando el programa de fertilizante simple y sencillamente están actuando con pichicatez” y probablemente “con alguna tranza, con plan con maña”.

El dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos también denunció que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) está cobrando 120 pesos a los productores para inscribirlos en el padrón de beneficiarios, a pesar de tratarse de un programa gratuito.

“¿Dónde está la honestidad valiente?”, cuestionó. Por ello hizo un llamado a para que “se regrese ese dinero a los campesinos y se meta a la cárcel a los corruptos”.

“Ahí están las pruebas”, afirmó.

Deja tu opinión