Osiris Aníbal Ruíz Mata, quien fue acusado de violar a su sobrina adolescente, insistió en su inocencia y dijo que las imputaciones en su contra son con la intención de difamarlo.

En conferencia de prensa, el joven mostró los resultados de dos estudios realizados a la presunta víctima, en los que se estableció que no fue alcoholizada, drogada ni abusada sexualmente.

En días pasados, Araceli Ruiz Nolasco, madre de la joven preparatoriana, denunció que su hija fue víctima de violación sexual el 7 de diciembre de 2018 y acusó directamente a Ruíz Mata.

El joven se presentó ante los medios de comunicación para responder a las acusaciones, pues dijo que a raíz de los señalamientos teme por su seguridad.

En reiteradas ocasiones, aseguró que no drogó ni abusó sexualmente de su sobrina, como acusó Araceli Ruiz Nolasco.

Prueba de ello, dijo, es que el juez de control Hércules Aureoles Guadarrama declaró su libertad luego de pagar una fianza de 25 mil pesos, ya que no hay estudios científicos que sustenten su responsabilidad.

Durante la conferencia Ruiz Mata presentó dos dictámenes clínicos, uno realizado por la Fiscalía General del Estado (FGE) y otro por un particular. Ambos fueron solicitados por la madre de la supuesta víctima y forman parte de la carpeta de investigación.

Los resultados de ambos estudios arrojan que la menor de edad no presentaba alcohol ni droga en su sangre, como afirmó la madre.

Tampoco había líquido seminal ni huellas corporales que probaran que había sido víctima de una agresión sexual.

Ruiz Mata consideró como injusto que lo difamen y calumnien a través de denuncias sin fundamentos en las redes sociales, y lamentó el daño moral que ésta situación le ha generado.

“Han pisoteado mi imagen sin pruebas científicas, de manera dolosa y de mala fe”, sostuvo.

Deja tu opinión