La presidenta de la Mesa Directiva, Verónica Muñoz Parra sostiene que con todos los grupos de manifestantes se pondera el dialogo

La presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local, Verónica Muñoz Parra sostuvo que a ningún grupo de manifestantes se le ha cerrado la posibilidad de dialogo, y anticipó que la fuerza pública solamente se requerirá hasta que sea necesario.

La Mesa Directiva, es la figura legal que tiene la atribución para solicitar el uso de la fuerza pública, en caso de que haya grupos de manifestantes que pongan en riesgo la integridad de los diputados, trabajadores y visitantes.

Hasta el momento, dijo que el criterio que se ha utilizado es de dialogar con todos, para no generar la percepción de que las puertas de la máxima representación popular se cierran.

Explicó que la jornada del martes 9 de abril, cuando el magisterio disidente cercó las instalaciones se cuidó hasta el final que se respetara la Ley Orgánica, prueba de ello es que los profesores hicieron uso de la palabra en un receso, cuando la sesión de Pleno estaba suspendida.

Muñoz Parra, integrante de la fracción parlamentaria del PRI reconoció que la del 9 de abril es una de las sesiones que tardará en culminar por lo menos un par de semanas, ya que el Pleno está convocado hasta el 23 de abril.

Sin embargo, señaló que las actividades del Congreso de Guerrero no están del todo paralizadas, pues las comisiones han seguido trabajando y este viernes 12 se desarrolló el II Parlamento Juvenil, que tuvo la participación de 50 integrantes.

El próximo lunes 15 hay un evento similar y se seguirá trabajando hasta el miércoles 17, para otorgar el jueves y viernes santos como días de asueto para los trabajadores.

Recordó que para culminar la sesión del 9 de abril está por desahogarse la presentación de dos exhortos y un punto de cuerdo, lo que anticipó que se retomará sin complicaciones.

Para la ex alcaldesa de Chilapa, presidir la Mesa Directiva en una legislatura con mayoría del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), se puede tomar como una gran oportunidad para sumar esfuerzos y voluntades, puesto que hay diferentes expresiones políticas representadas.

Asumió que son tiempos políticos diferentes, pero reconoció que hay voluntad política por parte de la mayoría de los representantes populares, pese a las diferencias ideológicas que se tienen.

En su caso, dijo que ha tratado de comprender las formas diferentes de sus compañeros en cuanto a la concepción que tienen de como se debe hacer política.

Respecto a lo sucedido el martes 9 de abril, reconoció que se le han planteado algunos cuestionamientos por el hecho de no haber solicitado la intervención de la fuerza pública.

Sin embargo, dijo que lo rescatable del momento que se plantea, es que los diputados optaron por decretar un receso para abrir el espacio que los profesores de la CETEG necesitaban para expresarse en tribuna.

“No hubo una irrupción directa en la sesión, se clausuró, si bien llegaron con algún grupo político, lo que hicimos con la experiencia que tenemos fue clausurar para preservar el respeto a la Ley Orgánica”.

Sin la declaratoria del receso, manifestó que se hubiera roto el equilibrio para darle paso a una actitud completamente vandálica.

Lo correcto, de acuerdo con Muñoz Parra, es proceder siempre en el marco del respeto a la ley, aunque también admitió que en algunas ocasiones de deben generar los consensos.

Explicó que ha sido cuidadosa de la forma en la que se puede llamar a la fuerza pública, de tal suerte que hasta el momento se ha ponderado el dialogo con los diferentes actores.

“Ya sucedió una vez, que sin que yo lo haya solicitado ya estaban los antimotines en todos lados y se hizo el cuestionamiento de quién los había solicitado, eso nos ocasionó problemas con los de afuera”, anotó.

A pregunta expresa, dijo que la Junta de Coordinación Política (Jucopo) ha solicitado que se pondere el dialogo y la concertación con los grupos de manifestantes, antes que convocar a la policía antimotines.

Lo que se ha hecho, es anticiparse a dialogar con los grupos de manifestantes para explorar la posibilidad de dialogar, con la intención de no generar la percepción de que se cierran las puertas al pueblo.

Deja tu opinión