Cientos de fieles catolicos participan en la devoción del víacrucis de la catedral de La Asunción de María, el cual acaba de hacer su últimav parada en el zócalo capitalino.

La representación de la pasión de Cristo partió de la catedral a las 10 de la mañana y es encabezada por el presbítero Benito Cuenca Mayo.

«Perdón Oh Dios Mío, perdón e indulgencia, perdón y clemencia, perdón y piedad», cantan los fieles mientras avanzan.

A diferencia de otros lugares, en Chilpancingo no hay una representación escénica de la Pasión de Cristo.

En cambio, los fieles capitalinos cargan por las calles una imagen monumental de Jesucristo arrastrando la Cruz.

Con la llegada del víacrucis al zocalo comenzará la reflexión de las siete palabras de Jesús en la Cruz.

A las seis de la tarde habrá una celebración litúrgica en el zócalo de la Pasión del Señor, la cual consistirá en la adoración de la cruz

A las ocho de la noche se realizará la procesión del silencio, la cual partirá de la Alameda hacia el zocalo.

Al término de la procesión se rezará el Rosario del Pésame a la Virgen.

Por su parte, el obispo Salvador Rangel Mendoza se encuentra en Chilapa al frente de esta devoción.

Deja tu opinión